El equipo de Pablo Casado no se plantea la posibilidad de asumir con dimisiones el catastrófico resultado obtenido en las elecciones de este domingo. Atrás queda el momento en el que Casado pedía la dimisión de Pedro Sánchez por haber obtenido 85 diputados en las elecciones de 2016. Con 66 diputados, el líder del PP no tomará la medicina que recetaba para su contrincante. ¿Por qué?

Según Teodoro García Egea, número dos de la formación, el éxito o el fracaso de un candidato tiene relación directa con el número de intentos:  «Todos los líderes han tenido varias oportunidades. En estas últimas elecciones era el único que se presentaba por primera vez. Los proyectos necesitan tiempo. Confío en Pablo Casado, Creo que goza de amplia confianza dentro del PP», ha asegurado. 

La dirección del Partido Popular se ha instalado en el razonamiento de que la primera vez las cosas pueden salir mal y se muestran convencidos de que el votante que se les ha escapado a Vox puede volver a sus filas en las elecciones municipales y autonómicas, previstas para dentro de menos de un mes. 

La cúpula de la formación asegura que el votante de Vox esperaba un éxito mucho mayor del obtenido y que esa frustración sobre las expectativas en la extrema derecha les puede devolver votantes. Además, confían su suerte en las próximas elecciones y en el impulso que puedan obtener de su implantación en los territorios. Tras el batacazo del domingo, en Génova repiten como un mantra que han sido primera fuerza «en más de 2.400 ayuntamientos». 

La dirección de la formación fundada por Manuel Fraga promete autocrítica pero insinúa que el abandono de sus votantes se estaba produciendo desde hace muchos meses. «Hay personas que decidieron votar a otras opciones hace meses», ha asegurado García Egea. 

Horas después de la debacle, el PP convocaba a los periodistas para valorar el resultado electoral en una rueda de prensa que se ha improvisado ante la insistencia de los periodistas. Inicialmente, el PP se había dejado la agenda en blanco, sin apenas entrevistas ni comparecencias de sus cargos. 

En esa rueda de prensa, Teodoro García Egea ha querido cerrarle el paso a Ciudadanos y reclamar su condición de líder de la oposición: «Pablo Casado es la única alternativa a un Gobierno de Pedro Sánchez». 

Durante el turno de preguntas, a Egea se le ha cuestionado sobre los planes del PP para cuadrar sus cuentas de gastos con la mitad de ingresos públicos, como consecuencia de la pérdida de diputados. El número dos de la formación no ha contestado a la pregunta y tampoco ha querido aclarar si la sede de su partido en venta. Cospedal dijo en su momento que estaba dispuesta a escuchar ofertas de compra si eran interesantes. Tras los resultados del domingo, esa es una de las cosas más valiosas que le queda a la formación que lidera Casado: un gran edificio en la milla de oro del centro de Madrid. 

Fuente


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario