El Secretariado Político del Partido Comunista de los Pueblos de España ha emitido un duro comunicado tras el anuncio de Juan Carlos I de que abandonaba el país. El partido comunista señala que esta decisión de la monarquía española «es un nuevo reconocimiento de la trayectoria de latrocinio y expolio que sus máximos representantes han realizado de la economía de este país», e indican que lo han hecho «en alianza con las grandes fortunas y las empresas monopolística.

El partido denuncia directamente que la maniobra de Juan Carlos Borbón, y de la Casa Real, «no es otra que tratar de escapar a la acción de los tribunales, y no devolver las ingentes cantidades de dinero que ha robado durante los años de ejercicio de la jefatura del Estado». Ya con fecha del 10 de junio, en otro comunicado, el PCPE exigía la prisión preventiva de Juan Carlos por riesgo de fuga.

Afirma el PCPE que el Gobierno de coalición socialdemócrata no puede permitir esta huida de un investigado por la fiscalía. «El oscurantismo de la información sobre esta situación, de tal manera que no se sabe en qué lugar se encuentra Juan Carlos Borbón, y si ha salido ya del país, y con qué destino, es un escarnio a los más elementales principios democráticos y a la misma soberanía popular». denuncia.

El partido exige que Juan Carlos I «sea sometido a investigación judicial exhaustiva, y que se averigüe el origen de una fortuna que se estima ronda la cifra de 2.000 millones de euros» y que en ningún caso, ni Felipe VI ni Juan Carlos I, «han manifestado la más mínima intención de renunciar a ella y devolverla a las arcas públicas».

El PCPE llama a la más amplia movilización para exigir «el procesamiento de la familia de los Borbones, la devolución de las cantidades de dinero obtenido ilegítimamente desde los años setenta del pasado siglo, y una investigación general de todas las responsabilidades penales y políticas que confluyen en este generalizado enriquecimiento ilegítimo.»

Señala el partido comunista que este nuevo episodio es una expresión más de la «profunda crisis del sistema de dominación en España», que ahora afecta «a la clave de bóveda de sus mecanismos de legitimación, la monarquía». «Estamos ante la expresión del fracaso histórico del sistema de dominación capitalista en España», afirman en el comunicado, que continúa señalando que ha quedado expuesta «su incapacidad para dar respuestas a las necesidades de la clase obrera y los sectores populares, así como a la realidad plurinacional de un Estado diverso».

El PCPE pide, tachandolo de necesario, «un Nuevo Proyecto Histórico para el Estado Español, que no puede ser otro que el de una República Socialista de Carácter Confederal». Un nuevo proyecto, según piden, dirigido «por la clase obrera y el movimiento popular, que termine con la dictadura de los monopolios, con la integración en la OTAN y la UE, y que abra el camino al libre ejercicio del derecho de autodeterminación».