MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El PDeCAT no se cierra a negociar los Presupuestos Generales del Estado de 2021, pero ve todo muy prematuro y hasta este miércoles no había recibido ninguna llamada del Gobierno para empezar a hablar. En todo caso, ya ha comunicado a su hasta ahora socio de Junts que, tras haber sido excluidos del Govern, consideran que tienen autonomía para fijar su propia posición y su voto en el Congreso, tanto en este tema como en otros que puedan surgir.

Tras la decisión de Carles Puigdemont de romper con el PDeCAT por no disolverse y el posterior reajuste del Gobierno catalán decidido por Torra, que ha dejado fuera al último de sus consejeros, la representación de Junts en el Congreso se ha partido en dos: la mitad se mantiene fiel a Puigdemont, pero los cuatro del PDeCAT entienden que deben seguir sus propias directrices.

El principal dirigente del PDeCAT en el Congreso, Ferran Bel, que es secretario de Organización del partido que fundó Artur Mas y que sucedió a Convergència, ha explicado a Europa Press que sus cuatro diputados en ningún momento han contemplado abandonar el Grupo Plural, ya que ello perjudicaría al resto de partidos que lo forman: Más País, Equo, el BNG y Compromís.

Por ello, la ruptura de la coalición catalana no tendrá apenas efectos en el funcionamiento de la Cámara. Además, y aprovechando sus buenas relaciones con la portavoz de Junts, Laura Borràs, los dos partidos confía en seguir colaborando sin estridencias en Madrid.

Eso sí, el PDeCAT entiende que, tras ser excluido del Govern, tiene las manos libres para fijar su posición en cada votación, que podría coincidir o no con Junts, y así se lo han comunicado ya a la dirección del grupo.

Let’s block ads! (Why?)