Marques fue acusado de insultar al Estado angoleño en junio de 2017 tras la publicación de un artículo en octubre de 2016, en el que afirmaba que el entonces procurador general, João Maria de Souza, habría estado involucrado en negocios corruptos para adquirir terrenos frente al mar donde construyó un complejo residencial. También fue acusado de “ofender un órgano de soberanía” por presuntamente haber ofendido al expresidente José Eduardo dos Santos en el mismo artículo.

En la última audiencia celebrada del juicio, el 6 de julio, un tribunal en Luanda ha absuelto al periodista y al editor Mariano Brás, acusado de los mismos cargos, lo que muchos han considerado un hito para la libertad de prensa en Angola. La jueza Josina Falcão, que presidía el caso en la Corte Provincial de Luanda, manifestó que los periodistas simplemente “cumplían su deber de informar” y desestimó todas las acusaciones contra ambos.

Tras la audiencia, Marques fue reconocido como Héroe Mundial de la Libertad de Prensa en 2018 por el International Press Institute. Garantizó al público que “continuará denunciando a todos los que perjudiquen el país”.

Algunas organizaciones de la sociedad civil confían en que la decisión de la corte de reconocer la inocencia de Rafael Marques signifique el inicio de una nueva era para la libertad de prensa en la justicia angoleña.

Durante el gobierno anterior, hubo numerosos casos de persecución de periodistas y activistas críticos con el gobierno.

Deja un comentario