En declaraciones tras finalizar la sesión de la Diputación Permanente que ha avalado los decretos, Esteban ha admitido que su formación tenía reticencias ante algunos de ellos y ha vuelto a denunciar que el Gobierno no consultó a su grupo su contenido pese a necesitar su apoyo para que siguieran en vigor.

Pero, según ha detallado, si han decidido apoyarlos ha sido «una vez más por responsabilidad» y «pensando en el que el clima va a mejorar». El Gobierno, ha dicho, «ha asegurado su buena voluntad», pero el portavoz nacionalista desconoce «en qué se va a traducir» eso antes de las elecciones.

«El problema fundamental era el clima que se estaba creando entre el Gobierno español, el vasco y nuestro partido. Había un cierto clima de confianza de que las cosas parece que iban marchando pero se atascaban y lo que necesitábamos aclarar era qué está pensando realmente el Gobierno», ha abundado, incidiendo en que no ha «negociado» nada concreto en sus conversaciones, entre otras, con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.