El PNV se ha mostrado dispuesto a apoyar en el Congreso el decreto ley que establece cambios en el mercado del alquiler, si bien exigirá al Gobierno tramitarlo como proyecto de ley con el fin de plantear cambios en la Cámara Baja.

Fuentes de la formación nacionalista han asegurado a Europa Press que ven positivamente las medidas contenidas en el decreto ley, aunque creen necesario completarlas. De esta forma, el Gobierno suma un posible apoyo a un decreto ley para el que, en principio, no cuenta con el voto de su principal socio parlamentario, Unidos Podemos.

Todo ello pese a que, según el PNV, el Gobierno no ha mantenido contacto alguno cn la formación ‘jetzale’ para buscar su apoyo. No es el caso de Ciudadanos, Esquerra Republicana y el PDeCAT, ue ya han sido sondeados en busca de los votos necesarios que le permitan convalidar este decreto ley en la semana del 22 de enero en el Congreso.

Unidos Podemos ha dejado en el aire su apoyo al no recoger uno de los compromisos más importantes adquiridos por el Ejecutivo de Pedro Sánchez: articular instrumentos para que determinados ayuntamientos puedan poner freno a la escalada de precios del alquiler.

Pese a recoger esta medida en el acuerdo para apoyar los Presupuestos de 2019, Fomento no la incluyó en el decreto ley con medidas sobre el mercado del alquiler aprobado el pasado mes de diciembre por el Consejo de Ministros, que sí establece otras, como ampliar a cinco años la duración de los contratos.

VOTACIÓN EN EL PLENO EN DOS SEMANAS

Este decreto ley se someterá a su debate de convalidación el próximo 22 de enero, junto a otros siete más aprobados por el Gobierno en diciembre, y la previsible abstención de Unidos Podemos obliga al Gobierno a apurar sus apoyos con el resto de la oposición, ya que el PP se ha opuesto frontalmente a las medidas contenidas en la norma.

Es más, los ‘populares’ han registrado una enmienda a la totalidad a otra proposición de ley, la impulsada por la PAH de emergencia habitacional, con la que busca deshacer justo estos cambios impulsados por el Gobierno y recuperar así la duración de tres años para estos contratos.

Para superar el rechazo de los 134 votos del PP, que podrían ser 137 en caso de unirse sus socios electorales de UPN y Foro Asturias, el PSOE tendrá que reunir inevitablemente a Ciudadanos, pero también a grupos como Esquerra Republicana, PDeCAT, PNV o Compromís.

Hasta el momento, el Gobierno ya ha sondeado al menos a Ciudadanos, Esquerra Republicana y PDeCAT, que han mantenido directa o indirectamente conversaciones con el Ejecutivo, según han informado a Europa Press fuentes de ambas formaciones.

CONVERSACIONES CON CS, ERC Y PDECAT

Con Ciudadanos, el Gobierno ha celebrado una reunión esta misma semana, en la que se han comprometido a facilitar documentación con el fin de llegar a un acuerdo para lograr su apoyo, ya que la formación naranja no se cierra a apoyar el decreto.

Desde Esquerra Republicana ven positivamente las medidas incluidas, si bien creen que se trata de “un parche” y son “insuficientes” para abordar el problema del precio de los alquileres, por lo que también exigirán cambios.

Así se lo han trasladado en los encuentros que han mantenido con el Gobierno, en los que han pedido medidas para facilitar a los ayuntamientos el uso de suelo público destinado para vivienda protegida, incentivos fiscales para ello y abordar la regulación de precios, si bien reconocen que la ausencia de un índice de precios “es complicado”. “Nos consta que lo están estudiando y que hay buena predisposición”, comentan desde esta formación.

En el caso del PDeCAT, desde esta formación aseguran que han mantenido conversaciones para el apoyo de este decreto, pero a través del Govern de la Generalitat, en el que también está integrado Esquerra Republicana. En todo caso, tal y como confirman a Europa Press desde el PDeCAT, lo que sí quieren es tramitar el decreto como proyecto de ley, con el fin de aclarar el índice de precios.

El PDeCAT entiende que se trata de una competencia que corresponde a la Generalitat, al tratarse de un asunto de vivienda, y que por tanto este instrumento que reclama Unidos Podemos no debe articularse en el decreto ley, si bien creen que pueden introducirse incentivos fiscales que favorezcan una bajada de los alquileres.

En todo caso, el apoyo de Ciudadanos, PDeCAT y, eventualmente, Esquerra Republicana, no bastaría al Gobierno para superar los votos del PP y sus socios electorales, y tendría que mirar tanto a PNV y a Compromís –cinco escaños y cuatro escaños, respectivamente– para completar sus apoyos de cara a la convalidación del decreto.

Deja un comentario