Este lunes, Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), ha levantado la voz en la Asamblea de Madrid al denunciar públicamente el trato recibido por parte del diputado del Partido Popular (PP), Virgilio Menéndez.

La comparecencia de Ordóñez en la Comisión de Presidencia se convirtió en un tenso intercambio, donde la acusación principal fue la instrumentalización política de las víctimas de ETA por parte del PP y el incumplimiento de la ley de protección de víctimas del terrorismo de Madrid.

Menéndez, también víctima del terrorismo de ETA, cuestionó la independencia de Ordóñez y Covite, reprochándole su postura crítica hacia la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El diputado del PP planteó dudas sobre la imparcialidad de Ordóñez y acusó a Covite de no condenar la relación entre el Gobierno central y Bildu. En un tono incisivo, Menéndez preguntó a Ordóñez si consideraba más perjudiciales las declaraciones de Ayuso o ver a Otegi sonriendo con el PSOE.

El PP ataca a Consuelo Ordóñez por criticar a Ayuso y ella denuncia un trato vergonzoso
El PP ataca a Consuelo Ordóñez por criticar a Ayuso y ella denuncia un trato vergonzoso

Ordóñez defendió la independencia de Covite de afiliaciones políticas y destacó su papel crítico ante cualquier partido sin dejarse influenciar. Afirmó que nunca insultó a Ayuso ni a nadie, limitándose a denunciar la instrumentalización política de las víctimas, lo cual, según ella, molesta al PP. Además, recordó que Covite ha criticado a ministros por su gestión, mostrando su objetividad.

A pesar de intentar suavizar el tono expresando admiración por el hermano de Ordóñez, Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA, Menéndez no logró calmar la indignación de la presidenta de Covite. Ordóñez tildó la comparecencia de «vergonzosa» y «desagradable», compartiendo su decepción en Twitter.

 

La comparecencia de Ordóñez tenía como objetivo denunciar el incumplimiento de la ley de protección de víctimas del terrorismo de Madrid por parte del Gobierno autonómico. Covite sostiene que varias familias que huyeron del País Vasco o Navarra por el terrorismo de ETA no están recibiendo las indemnizaciones que les corresponden por ley.

Ordóñez instó al PP a cumplir con sus responsabilidades y a no utilizar a las víctimas con fines políticos. Este episodio refleja la delicada relación entre política y víctimas, generando un debate sobre la ética y la justicia en el tratamiento de quienes han sufrido el terrorismo.

DEJA UNA RESPUESTA