El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha defendido este martes que se cumpla «con todas las consecuencias» la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de quitar esteladas y lazos amarillos de sus edificios en 48 horas. A su entender, el órgano arbitral del procedimiento electoral «ha dado en el clavo».

Así se ha pronunciado después de que la JEC haya dado 48 horas de plazo al presidente de la Generalitat, el independentista Quim Torra, para que ordene la retirada de todas las banderas esteladas y lazos amarillos de los edificios públicos con el fin de cumplir con el deber de neutralidad política de los poderes públicos ante las elecciones generales del 28 de abril.

En una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, García Egea ha recordado que su partido ya dijo públicamente que los lazos amarillos eran «un insulto» a jueces, fiscales y al Estado de Derecho, y ha saludado que ahora la Junta Electoral lo haya «confirmado» con su resolución.

En este punto, ha señalado que si el PP estuviera en el Gobierno procedería para que «esa orden» de la Junta Electoral Central «se cumpliera con todas las consecuencias» porque los lazos amarillos son «símbolos» que representan «una idea concreta que además no está dentro de la Constitución», en alusión a la independencia.

«Es evidente que hay un juicio –el del procés– para todos los que defienden lazos amarillos, porque defienden opciones que no están dentro del ordenamiento jurídico español», ha afirmado, para insistir en que la JEC ha ratificado lo que el PP lleva «diciendo desde hace mucho tiempo».

Por eso, García Egea ha señalado que la Junta Electoral «ha dado en el clavo» cuando expresa la necesidad de «eliminar estos símbolos, no solo partidistas sino que insultan también gravemente al Estado de Derecho» en los espacios públicos.

A su entender, en los espacios públicos deben existir banderas y símbolos que representen a todos, como la bandera de España, la bandera europea o la de una comunidad autónoma. «Cada uno en su casa que ponga el símbolo que le dé la gana, pero en el ayuntamiento de una ciudad deben estar los símbolos que nos representan a todos», ha abundado.

«EL PROCESO INDEPENDENTISTA ESTÁ MUERTO»

El secretario general del PP ha afirmado que «el proceso independentista está muerto y todavía no lo saben». «Estos señores están muertos políticamente», ha proclamado, para añadir que no se va a avanzar hacia la independencia.

En este punto, ha indicado que lo que tienen que hacer en Cataluña es «poner orden» para que los catalanes dejen de pensar si en su ayuntamiento hay lazos amarillos y empiecen a pensar en qué necesitan para «avanzar juntos todos los españoles».


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario