Esta semana pasada Alberto Nuñez Feijóo asistía a establecer relaciones a Bruselas, donde se reunió con los populares europeos, además de las altas esferas como Ursula Von der Leyen.

Sin embargo, poco después, la presidenta de la Comisión Europea volvía a reiterar su insistencia en querer usar el modelo ibérico para el resto de Europa, ya que ha demostrado que sirve “para reducir el precio de la electricidad”.

También Feijóo se ha visto contrariado por las palabras de Roberta Metsola, presidenta del Parlamento Europeo y líder del Partido Popular Europeo (PPE).

La incentiva de Metsola, ha asegurado, se fija en el objetivo de “desmantelar al máximo posible la dependencia energética europea de Rusia» como «estrategia final».

Otros no pueden decir lo mismo

“La península ibérica ha liderado en energías renovables, han logrado vender y comprar energía a países amigos. Otros no pueden decir lo mismo”, ha subrayado la política maltesa durante una entrevista que ha concedido a Europa Press.

«Para mí esto es lo primero que debemos hacer. Lo segundo es seguir ayudando a Ucrania. Si no lo hacemos, Putin no parará. Dijo que tomaría Ucrania en tres días, que Finlandia y Suecia nunca se unirían a la OTAN, y mira lo que hemos logrado», ha sentenciado.

Cabe recordar que por su parte Feijóo no ha cesado en su empeño en posicionarse contrario al plan propuesto por el ejecutivo español.

De este modo ha visto las posiciones europeas que coartan su vehemencia al tratar de “grave error”, la postura ibérica.

DEJA UNA RESPUESTA