Facebook lleva un tiempo aplicando una política antibulos para paliar la ola de «fake news» que asola la red social. En esta ocasión la red de Mark Zukerberg ha aplicado sus medidas contra Ismael López Martín, responsable de las redes sociales del Partido Popular, para evitar la difusión de mentiras.

El pasado 31 de enero, López Martín publicó varios datos relacionados con la subida del Salario Mínimo Interprofesional aprobada recientemente por el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Según el responsable de redes, la subida del salario a 950 euros en realidad apenas beneficiaba a los trabajadores porque Hacienda se embolsaba en impuestos ese incremento en la retribución: «Por cobrar 700 euros más pagarás 1.120 euros», aseguraba.

Actualmente, si un trabajador se pasa de 12.643 euros brutos anuales de retribución, está obligado a declarar impuestos cuando se tienen dos pagadores o cuando el pagador no tiene obligación de hacer retenciones a cuenta del IRPF.

Ése era el límite existente para tributar por lo ingresado en 2018, pero para la próxima campaña, los últimos presupuestos de Cristóbal Montoro, aún en vigor, elevaron el límite para esos casos a 14.000 euros anuales (Artículo 63.3), por lo que en ningún caso la subida del salario mínimo afectará a la declaración de la renta.

Facebook procedió a bloquear esa publicación difundida por López Martín. Ya no podrá verse en esta red social sin el aviso de que se trata de un bulo.

Sin embargo, todavía se puede ver ese mismo contenido en Twitter y en esta red social. Para reafirmar su mentira, Ismael López ha añadido un enlace a la web de la Agencia Tributaria en la que aún aparece el límite de 12.643 euros.

La reincidencia del PP

Esta no es la única situación en la que el PP ha sido pillado usando tretas para sacar rédito ante sus adversarios políticos. El País desveló que el Partido Popular creó 259 cuentas falsas de Twitter entre los pasados meses de febrero y abril del año pasado para manipular la conversación en las redes sociales, según revela la propia compañía. Twitter compartió su hallazgo con Facebook, que encontró otras 100 (65 cuentas de Facebook y 35, de Instagram) que también atribuye a «individuos vinculados al Partido Popular».

Incluso, como cuenta el Independiente, llegó a usar la foto de un muerto como foto de perfil. En concreto el de Vicente de Jesús Hermosillo, un mexicano de 24 años estudiante de derecho del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara, México. Según el diario mexicano El Sol del Centroel estudiante desapareció el pasado mes de diciembre y pocos días después apareció su cuerpo sin vida en el municipio de Tlajomulco, en el estado de Jalisco.

Este suceso no es algo extraño, ya que aproximadamente el 30% de los seguidores de los líderes políticos en Twitter son falsos. Y es que en la era digital, la influencia se mide, entre otras cosas por el número de followers en las redes sociales. Y esta influencia, o mejor dicho, estos perfiles, se compran, y al parecer, los 222.ooo seguidores de Casado no son todos reales.