Un mes después del tremendo batacazo sufrido en las generales, en las que el Partido Popular cosechó el peor resultado de toda su historia, la formación presidida por Pablo Casado intentará que las heridas no sigan abriéndose en ciertos territorios señalados como poco afines.

En estas elecciones están en juego 67.319 ediles en toda España y 8.131 alcaldías y el PP pugnará por hacerse con el control del 85,61% de estos ayuntamientos El partido presidido por Pablo Casado presentará listas en 6.961 municipios. Estos datos le sitúan en presencia municipal por detrás del PSOE, que concurre en el 89,1% de las localidades españolas.



Llama la atención Catalunya, donde sólo habrá 230 listas del PP en los 947 ayuntamientos, el 24,3% del total, y la pérdida de tejido municipal es sangrante. El PSOE lo hará en el 55%. El PP tendrá una mayor presencia en Barcelona, donde pugnará por controlar casi el 37% de los ayuntamientos en disputa, mientras que en Tarragona ese porcentaje se reduce hasta el 23,9%.

En Lleida y Girona la caída es mucho más pronunciada. En la primera provincia, los conservadores concurren en sólo 41 de los 231 municipios, es decir, que se quedarán fuera de más del 82% de los consistorios de la región. En Girona no hay candidatura del Partido Popular en más del 86% de las localidades, pugnando la formación por controlar solo 30 de los 221 consistorios gerundenses.

En el extremo contrario están Asturias, Cantabria, Galicia y Murcia, donde los populares estarán presentes en todas y cada una de las localidades y en Castilla y León estará presente en el 98,09% del territorio.

DEJA UNA RESPUESTA