Eldiario.es


El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, objetó «totalmente» el proyecto de ley de pérdida de investidura parlamentaria, conocido popularmente como «autoblindaje», con el que los legisladores pretendían que las pérdidas de investidura se aprobaran por mayoría absoluta.

El decreto presidencial de este miércoles considera que existen «fundamentos suficientes» para objetar totalmente el proyecto del Congreso, ya que la pérdida de investidura parlamentaria ya aparece contemplada en la Constitución Nacional.

El Ejecutivo apela al artículo 201 de la Carta Magna, que prevé las causas de pérdida de investidura, y al 185, en el que se establece que, cuando no se especifique, las decisiones del Parlamento se tomarán por simple mayoría de votos de los miembros presentes.

«La norma constitucional trascripta es clara y unívoca: la regla para la toma de decisiones en el Congreso Nacional es que se cuente con el voto de la mitad más uno de los miembros presentes en la Cámara respectiva», aclara el decreto, con la Constitución como referencia.

La decisión de Abdo Benítez devuelve el proyecto de ley al Congreso, que deberá ratificar su proyecto inicial o reconocer la decisión del Ejecutivo.

El Congreso trata de sacar adelante la ley del autoblindaje desde el año pasado, cuando la filtración de unos audios en los que se escuchaba a algunos legisladores ejerciendo tráfico de influencias hizo caer a varios parlamentarios.

Eso impulsó a los legisladores a redactar un proyecto de ley que les permitiera mantener su escaño dificultando los términos de la votación para la pérdida de investidura.

El expresidente Horacio Cartes (2013-2018) vetó parcialmente la primera versión de este proyecto, que fue remitido al Ejecutivo en marzo de 2018.

En septiembre de ese mismo año, Abdo Benítez, ya en el poder, hizo lo mismo con otra versión y ahora, de nuevo, vuelve a oponerse al blindaje de los legisladores.

Como candidato a la Presidencia de Paraguay, Abdo Benítez manifestó en varias ocasiones su intención de vetar la ley del autoblindaje.

El proyecto de ley también cuenta con el pleno rechazo de la ciudadanía, harta de los privilegios de la clase política.

Ver en Eldiario.es