​El escritor Mario Vargas Llosa relató en un programa de Televisión Martí, una emisora en español financiada por el Gobierno de Estados Unidos que transmite desde Miami hacia Cuba, que el golpe de Estado contra el presidente boliviano Evo Morales es «una demostración de que uno puede librarse de la mala influencia de Venezuela, de Cuba, de Nicaragua».

«Movimiento artístico y literario de Cuba rechaza las mentiras de Vargas Llosa. Contundente y digna respuesta», escribió el presidente cubano, Díaz-Canel en su cuenta de Twitter, respondiendo al escritor.

Vídeo Recomendado:

Sumándose a la crítica de Díaz-Camel, la oficialista Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) acusó a Vargas Llosa de tratar de estimular un levantamiento contra el Gobierno de la isla y consideró que el premio Nobel de Literatura «perdió la noción de la realidad».

«Evidentemente, Vargas Llosa no nos conoce. Desde hace demasiado tiempo perdió la noción de la realidad de cuanto acontece entre nosotros. Intenta estimular con un desvergonzado y delirante presagio, la iniciativa de un levantamiento interno, que tendría obviamente el respaldo del imperio y sus aliados», insiste una carta publicada este miércoles. La Uneac «rechaza categóricamente los insultos y mentiras que el señor Vargas Llosa propaga sin sonrojo».

Para la Uneac, que agrupa a más de 9.000 miembros considerados «la vanguardia del movimiento artístico y literario cubano», la de Vargas Llosa es una «ofensiva y calumniosa profecía». «La ‘sorpresa’ que cada día ofrece el pueblo cubano es la de ser más revolucionario, más firme, más creativo, más solidario, más socialista, más digno. La de estar cada día más unido en torno a los ideales de Martí y de Fidel», concluye el comunicado.