Por Lehbib Abdelhay/ECS

El primer ministro marroquí, Saad-Eddine El Othmani, ha eliminado el mensaje publicado este viernes en su cuenta de Twitter, donde se podía ver una fotografía de las maniobras del «African Lion 21» con un mensaje que dice; «la localización del mayor ejercicio anual del Comando militar estadounidense para áfrica (Africom) «significa la consagración del reconocimiento estadounidense del Sáhara marroquí».

El Othmani anunció este viernes en Twitter que los ejercicios conjuntos «African Lion 2021» encabezados por Estados Unidos y coorganizados por Marruecos se desarrollarán en parte en la parte ocupada del Sáhara Occidental, pero dos días después el ejército estadounidense lo desmintió.

Primer ministro marroquí

«La localización del mayor ejercicio anual del Comando militar estadounidense para áfrica (Africom) significa la consagración del reconocimiento estadounidense del Sáhara marroquí», se congratuló en Twitter el jefe de gobierno marroquí, Saad-Eddine El Othmani, en su tuit antes de aliminarlo hoy.

 

Africom confirmó hoy que se realizarán los ejercicios, desde la base aérea de Kenitra, en el norte, hasta Tan Tan y el complejo de entrenamiento de Guerir Labouhi, en el sur», es decir, dentro de las fronteras del reino reconocidas a nivel internacional.

«Los lugares fueron escogidos para reforzar las asociaciones de seguridad y nuestras relaciones con otros países participantes [del ejercicio]», precisó un portavoz de Africom, el coronel Christopher Karns en declaraciones a EFE.

Estados Unidos y Marruecos «han contemplado un amplio abanico de lugares para garantizar el éxito de African Lion 2021, decidiéndose al final por los lugares propuestos al principio de los preparativos, en el verano de 2020», subrayó.

Desde el pasado 20 de enero, día en el que Joe Biden tomó posesión como 46° presidente de Estados Unidos bajo el lema «La democracia ha prevalecido», desde entonces Marruecos viene presionando a la nueva administración norteamericana para que respalde el anuncio de Trump sobre el reconocimiento de su soberanía sobre el Sáhara Occidental. La Casa Blanca hasta la fecha asegura que la medida de Trump, adoptada en las últimas semanas de su mandato, está en revisión. Pero Rabat no está conforme; pues no hubo apertura del prometido consulado en Dajla ocupada ni tampoco contó con el apoyo de Washington en la última reunión del Consejo de Seguridad dedicada a discutir sobre el contencioso. Rabat busca cualquier evento para hacer creer que la administración Biden ya asumió oficialmente la decisión de Trump, y de ahí viene Dajla (en referencia al consulado) y Mahbes (en alusión a los campamentos saharauis en territorio argelino), como las dos ciudades que El Othmani afirmaba que van a albergar las maniobras «African Lion 21».

El País también publicó la misma información de El Othmani. En su artículo, ahora de pago versión web, el rotativo español no citó ninguna fuente salvo la de la Defensa española. Y aún así aseguró que la decisión de España de no participar en dichas maniobras es para no legitimar la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, alegando falta de presupuestos para las maniobras del AFRICOM. Sin embargo una fuente altamente fiable, en declaraciones a ECSAHARAUI, aseguró que »Washington nunca tomará tal decisión y está muy lejos de hacerlo, menos en esta época donde EE.UU busca posicionarse frente a la influencia chino-rusa en África.»

Las maniobras del «African Lion 21» tendrán lugar este próximo mes entrante, y se llevará a cabo entre los días 7 al 18 de Junio.

El ejercicio militar trata de unas operaciones en tierra que se organizan todos los años y en el que estarán presentes más de 10.000 militares de distintos ejércitos nacionales, entre ellos Mauritania, Túnez y Senegal, no obstante este año el número de tropas y equipamiento implicados serán «minimizados» debido a la pandemia.

España, por su parte ya participó en estos ensayos en 2018 con 102 militares, en su mayoría pertenecientes al Regimiento de Infantería Soria 9 con base en Fuerteventura, que significó “una actividad importante en cuanto al estrechamiento de las relaciones con nuestros amigos del ejército marroquí”, según señaló el general Carlos Palacios Zaforteza en la revista Hespérides Mando de Canarias.

Cabe recordar que en el pasado mes de noviembre, concretamente un día antes del ataque marroquí en Guerguerat, se celebró una reunión de alto nivel en el cuartel general de la región sur de las Fuerzas Armadas Reales en Agadir, entre el teniente general Farouk Belkhir, comandante de las fuerzas de ocupación marroquí situadas en el Sáhara Occidental, y el general de división norteamericano, Andrew Rolling, para preparar las maniobras «African Lion».

El quiebre del alto el fuego en el Sáhara Occidental fue realizado bajo una vil operación militar coordinada por el general de las FAR encargado del Sáhara; Farouk Belkhir, en el que ordenó quemar las jaimas de los saharauis ahí presentes, lo que supuso el traspaso de sus unidades militares para llevar a cabo la orden, desencadenando y reanudando el conflicto que estuvo bajo alto el fuego durante más de 29 años.

Marruecos sigue negando la existencia de la guerra a nivel comunicativo. Rabat prefiere guardar silencio y niega el paso de periodistas extranjeros a la zona de guerra, asimismo desplega una férrea censura en su país de manera que así domina el relato y la posterior manipulación de la realidad. Una táctica de Hassán II que ya vimos en la pasada guerra y que no le revirtió mejores desenlaces, ya que se vio obligado a firmar el alto el fuego por la imposibilidad de una victoria militar.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA