El problema de la vivienda debe estar en el centro de las políticas sociales

La política pública de vivienda en España debe incrementar la inversión hasta el 1,5% del PIB