El Producto Paneuropeo de Pensiones (PePP) se acaba de aprobar en el Parlamento Europeo gracias al apoyo de los grupos parlamentarios de PSOE, PP y Ciudadanos.

Se trata de una iniciativa de calado que ha pasado bastante desapercibida debido, en parte, a que se ha negociado directamente entre el Parlamento, la Comisión y el Consejo. La falta de transparencia en la negociación resulta especialmente llamativa ya que se trata de una cuestión tan sensible como es el futuro de las pensiones públicas.

Lola Sánchez Caldentey, eurodiputada de Podemos, explica qué supone este nuevo producto que lleva dos años gestándose. No se trata, según indica, de un nuevo producto financiero que busca rescatar o garantizar los sistemas públicos de pensiones  “sino permitir la unión del mercado de capitales para aumentar flujos y liquidez” y abrir así la vía a la privatización de las pensiones. También señala que el texto del producto contempla exenciones fiscales “que solo van a beneficiar a las grandes fortunas”.

La eurodiputada ha detallado en una entrevista en La Cafetera de Radiocable.com que “el problema es que no se habla en ningún momento de establecer un sistema de protección social, sino que la piedra angular es obtener más capital y canalizarlo hacia inversiones europeas. Es decir, que la base de la idea es la unión del mercado de capitales. No el Estado de Bienestar. Y de ahí viene todo el peligro”, señala la dirigente de Podemos.

Sanchez Caldentey destaca que la propia Comisión Europea señala que va a producirse una bajada de las pensiones en los estados miembros “como si fuera algo inamovible. Como si fuera un fenómeno climático.” Y critica que en vez de buscar soluciones, “se plantea como alternativa que todos acabemos teniendo pensiones privadas, individuales, en un producto financiero paneuropeo, que implica que los capitales pueden cruzar fronteras.”

La eurodiputada lamenta  que no se esté hablando de buscar soluciones para rescatar los sistemas públicos de pensiones, “sino únicamente de la unión del mercado de capitales y de aumentar el flujo y la liquidez”.

Victoria Portas, miembro de COESPE, Relaciones Laborales y experta en Seguridad Social, se refería al PePP en declaraciones a este medio como “un plan de pensiones privado que va a gestionar la banca y las aseguradoras.”

“Pretenden que la clase trabajadora seamos los esclavos del siglo XXI y enriquecer el capitalismo a nuestra costa. Ante esto solo podemos decir: !Basta ya¡”, sentencia Victoria Portas.

1 Comentario

Deja un comentario