Así lo ha señalado durante su intervención en un encuentro de exparlamentarios de la IX Legislatura, la de la geometría variable de José Luis Rodríguez Zapatero, que ha tenido lugar en la Cámara Baja y que ha tenido como invitada especial a la veterana exdiputada socialista Carmen Romero, exesposa del expresidente Felipe González.

Simancas ha defendido que las del próximo 28 de abril serán unas elecciones generales «decisivas» para la democracia española porque lo que está en juego, ha dicho, es «la supervivencia o el aniquilamiento» de los derechos y libertades de las últimas décadas que se creían «razonablemente consolidados».

«O NOS MOVEMOS O ELLOS VIENEN»

El dirigente socialista, número 7 de la lista del PSOE por Madrid, ha advertido de que la «triada de la derecha», de la que «el padre putativo» es el expresidente José María Aznar, es «muy peligrosa». «No es una derecha parecida a la derecha corrupta y recortadora de Rajoy. Es más peligrosa», ha apuntado.

Y es que, según ha argumentado Simancas, la estrategia, el discurso y el eventual programa de gobierno lo marca «un partido heredero del franquismo, «y los demás le siguen el paso sin complejos».

Simancas ha advertido de que son «muchos» y de que si suman, harán Gobierno y aplicarán ese programa de derechas, por lo que ha llamado la movilización para poder frenarlo. «Hay que llamar, sin dramatismos y sin miedo, a la movilización porque el franquismo está otra vez a las puertas del Parlamento. «O nos movemos o vienen. Si nosotros no vamos a votar, ellos vienen», ha concluido.