Según un comunicado de la Moncloa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido una llamada telefónica con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la que le ha transmitido «su apuesta por el diálogo y su confianza en la diplomacia».

Stoltenberg ha agradecido a través de un mensaje en Twitter el compromiso de España con la Alianza Atlántica y el envío de la fragata «Blas de Lezo». Además del envío de la fragata, España ha ofrecido cazas de combate y el Gobierno organizará en apenas cinco meses la cumbre de la OTAN en Madrid. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para que Pedro Sánchez formase parte del selecto grupo de líderes europeos con los que Joe Biden está abordando directamente la crisis con Rusia.

Esto ha supuesto un palo a la estrategia de Sánchez de tratar de situarse como uno de los principales socios europeos de Estados Unidos en la crisis de Ucrania, pero según parece  desde la Casa Blanca no consideran tan importante su opinión y Biden ha preferido conocer la de otros líderes europeos.

 / Imagen: Remo Casilli (AFP)

Sánchez ha hecho del tema de Ucrania un asunto central para vender su imagen internacional de cara a la próxima cumbre de la OTAN que tendrá lugar en junio en Madrid, aún a costa de irritar a sus socios de Podemos y provocar un duro cruce de declaraciones.

Además, el PSOE busca que Joe Biden acuda a la Cumbre de la OTAN, que se celebrará los próximos días 29 y 30 de junio en Madrid, y es que desea, por un lado, una foto de Sánchez con el presidente de Estados Unidos y, por otro, que Biden reconsidere el reconocimiento de Estados Unidos a que el Sahara Occidental quede bajo soberanía marroquí, una posición impulsada por Donald Trump cuando era presidente de Estados Unidos pero que viene siendo apoyada también por el propio Biden.

El pasado 21 de diciembre, el Consejo de Ministros aprobaba el Acuerdo que prorroga durante todo este año 2022 las misiones militares de España en el exterior, conforme a las “resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aplicables” y a “los compromisos adquiridos por España, tanto con sus socios y aliados de la Unión Europea y de la OTAN como con la propia comunidad internacional”, representada por el propio Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Tal y como recoge LUH Noticias, varias de esas misiones militares se desarrollan en el marco de la OTAN y pueden afectar al conflicto de Ucrania; entre ellas, las de los “Grupos Navales Permanentes de la OTAN”, a los que se han sumado recientemente el buque de acción marítima «Meteoro» para dos meses y la fragata «Blas de Lezo» para seis meses.

Fuentes militares consultadas por el citado diario han señalado que en el caso de que la OTAN decidiera intervenir militarmente en Ucrania, debería “elaborar un Plan de Operaciones” y “solicitar a sus Estados miembros recursos”, es decir “medios terrestres, navales y aéreos”, aunque cada uno de los Estados miembros es libre para decidir si participa o no y con cuántos recursos lo hace, una decisión política que “necesitaría la aprobación del Congreso”.

Según el artículo 17 de la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, “para ordenar operaciones en el exterior que no estén directamente relacionadas con la defensa de España o del interés nacional, el Gobierno realizará una consulta previa y recabará la autorización del Congreso” y  “en las misiones en el exterior que, de acuerdo con compromisos internacionales, requieran una respuesta rápida o inmediata a determinadas situaciones, los trámites de consulta previa y autorización se realizarán mediante procedimientos de urgencia que permitan cumplir con dichos compromisos”.

Margarita Robles saca pecho

Las declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, anunciando a bombo y platillo el envío de la fragata «Blas de Lezo» y otros vehículos militares con el fin de hacer un guiño a Estados Unidos y a Biden, no ayudan en nada a la desescalada de la tensión de la que habla el PSOE, según indican las mismas fuentes.

El problema es que, aunque todos los demás Estados miembros de la UE y de la OTAN también han mantenido sus compromisos militares, ninguno de los miembros de sus gobiernos han hecho declaraciones tan proclives a Estados Unidos y tan hostiles hacia Rusia como las de Robles.

“En ningún otro Estado de la Unión Europea se ha sacado pecho a destiempo ni se ha recurrido a esas posturas militaristas y extemporáneas”, han señalado recordando que “las armas las carga el diablo, pero las palabras también”.

La posición de la ministra de Defensa ha causado malestar en Unidas Podemos, ha recibido el apoyo del PP, mientras que Vox mantiene una posición de ambigüedad.

En cualquier caso, el PSOE ha alimentado, de forma irresponsable, durante varios días un ambiente prebélico en relación con Ucrania en busca de una foto de Sánchez con Biden, según informa LUH Noticias. Además, España no ha enviado a la zona nada que no estuviera comprometido y, según insisten las mismas fuentes, “cualquier nueva misión militar tendría que ser aprobada por el Congreso”.

Por lo tanto, la participación de España en una intervención militar en la zona no contaría en ningún caso con el apoyo de Unidas Podemos ni de las formaciones de izquierdas del bloque de investidura y el PSOE sólo podría sacarla adelante junto al PP, lo que pondría en serio riesgo el propio pacto de gobierno.

1 Comentario

  1. Mientras Pedrito S. juguetea al mismo tipo de pleitesía y mamporrerísmo ejpañol de siempre ; Margarita Robles pone cachonda hasta a la cabra de ese otro (más) anacronismo llamado Tercio o Legión española , integrada principalmente por mercenarios » engañados con falsas promesas y sueños envidiables » .
    Me pregunto ¿como no le cantan eso de » Margarita se llama mi » amoooooooooooooooooool….» ?
    Y SPECIAL THANKS :
    » » GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSSS…………… P$$$$$$$$$$ (—) €€€€€€€€€€€€€€€€€ , » ya sabéis………… » .
    Salud .

DEJA UNA RESPUESTA