El PSOE critica el fichaje de la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría por el despacho de abogados Cuatrecasas apenas nueve meses después de salir del Gobierno. «No es una actitud ejemplar. Debería haber esperado», ha dicho el número dos del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, en referencia a los dos años de incompatibilidad que establece la ley para los altos cargos. 

«Cualquier actividad será puesta bajo duda, bajo sospecha, porque hace cuatro días estaba tomando decisiones importantes en el Consejo de Ministros y en el complejo de la Moncloa. Creo que se ha equivocado», ha zanjado Simancas en declaraciones a los periodistas. 

No obstante, ha sido el Gobierno, a través del departamento de Función Pública que gestiona la Oficina de Conflicto de Intereses, el que ha dado la autorización a la exvicepresidenta para irse al sector privado. «Una cosa es que sea estrictamente legal y otra cosa es que sea un comportamiento ejemplar», ha respondido el dirigente socialista. 

Simancas ha reconocido que Sáenz de Santamaría puede enfrentarse a decisiones relacionadas con las actuaciones que llevó a cabo en el Ejecutivo. «Tendría que abstenerse o adoptar una actitud extraña», ha señalado. El secretario general del Grupo Socialista ha explicado que en el caso de que incurra en un conflicto de intereses la Fiscalía podría actuar de oficio o alguien que tenga constancia de que se produce denunciarlo. «Debería haber esperado», ha rematado. 

El PSOE, contra los «tongos» de Ciudadanos

El dirigente socialista ha comparecido ante los medios para criticar a Ciudadanos por el «transfuguismo, los tongos y pucherazos» en la formación de Albert Rivera. «Estamos seriamente preocupados», ha dicho al comenzar su intervención, en la que ha recordado que la Constitución establece el carácter «plenamente democrático» del funcionamiento interno de los partidos. 

«El caso Clemente –ha dicho sobre la anulación de las primarias en Castilla y León ante las irregularidades en los resultados– arroja serias dudas sobre el comportamiento serio y limpio» de la formación. Simancas ha asegurado que la «nocturnidad y alevosía» de ese proceso arroja «seria dudas sobre la limpieza y la democracia de Ciudadanos», que según ha expresado tiene procedimientos bajo duda en Madrid y Cantabria también.

«¿Si los propios militantes no se fían del comportamiento democrático de sus dirigentes como se van a fiar los ciudadanos?», se ha preguntado Simancas, que ha vinculado el «comportamiento tramposo de Ciudadanos» en sus primarias con el bloqueo al que han sometido al Congreso esta legislatura al ampliar sistemáticamente los plazos de enmiendas de las propuestas legislativas del resto de grupos. 

«Ciudadanos actuó tramposamente en el Congreso de la mano del PP», ha denunciado Simancas: «No es Rivera un dirigente fiable ni dentro de Ciudadanos ni fuera», ha sentenciado.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario