Borrador automático

Pedro Sánchez ha agudizado su pesimismo sobre un pacto con Pablo Iglesias este martes, un día después de que ambos dirigentes se enfrentaran en el Congreso, aireando sus diferencias a la hora de formar Gobierno y con Sánchez pidiendo la abstención a la derecha. Las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos parecen más encalladas que nunca.

No ayuda al pacto el ofrecimiento del PSOE, tal y cómo ha publicado ‘El Periódico’, en las negociaciones privadas:una vicepresidencia «simbólica y sin contenido», el ministerio de Juventud y el de Vivienda sin las competencias sobre el control de los alquileres, que quedarían fuera del ministerio.

Podemos, que ha confirmado al menos el ofrecimiento de Vivienda, tachan de irrespetuosa la ofrerta, una tomadura de pelo que no les garantiza ejecutar políticas de izquierdas con contenido y presupuesto. Carteras sin peso alguno en materia social.

Según informa El Periódico, desde la formación morada critican que son áreas cuyas competencias están limitadas porque son compartidas con otras Administraciones. También defienden que no es un reparto justo con sus 42 escaños.

De hecho, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ya lanzó esta advertencia en su discurso del lunes durante la investidura: «Respeten a nuestros 3,7 millones de votantes y no nos propongan ser un mero decorado en su Gobierno, porque no lo aceptaremos«.

Pedro Sánchez instó durante la investidura a que la derecha se abstuvieray le dejaran gobernar, dejando a un lado el posible acuerdo con la formación morada.

Deja un comentario