Una vez aprobadas sus listas, el PSOE dará a conocer la próxima semana su programa electoral para el 28 abril, en el que planteará una fiscalidad que grave más a quien tiene mayores ingresos y a las grandes corporaciones, para aumentar los recursos de la Sanidad, la Educación y la Dependencia.

La presidenta del PSOE y coordinadora del programa, Cristina Narbona, ha explicado en RNE que la oferta electoral de los socialistas «nace de la experiencia de los ocho meses de gobierno» de Pedro Sánchez y de todo aquellos que estaba en trámite, incluido los Presupuestos Generales del Estado que no pudieron aprobarse.

El programa recogerá, además de una fiscalidad «más justa», medidas para «sacar a España de un modelo productivo basado en salarios bajos y precariedad» y para abordar los cambios que exige la digitalización y la transición ecológica de la economía.

Narbona se ha referido también al desacuerdo entre la dirección federal y la andaluza Susana Díaz en las listas de Sevilla, Córdoba, Cádiz y Almería y ha recordado a ésta que «la dirección regional en Andalucía fue quien decidió qué personas estaban en las listas» de las elecciones autonómicas del pasado 2 de diciembre.

Para la elaboración de las candidaturas al Parlamento Europeo, al Congreso y al Senado, Narbona ha recordado que ha habido un «proceso en el que cada vez más se escucha a los militantes» y ha subrayado que hoy se toma más en consideración las propuestas de las bases que hace quince o veinte años, aunque es el Comité Federal el órgano que al final tienen la última palabra.