Lo está haciendo en el propio hemiciclo: PP y Cs cuentan con los escaños de VOX, partido franquista, para gobernar en Andalucía. Esas señorías están invitadas a la fiesta, pese a que la homenajeada proclama la abolición del franquismo.

Es un simple ejemplo de la movida. Llama más la atención la presencia del Emérito, cuando aún no se ha digerido su foto junto al autor intelectual de la “desaparición” de Kasohggi, un periodista del “Washington Post” muy presente en la actualidad: https://www.elperiodico.com/es/internacional/20181204/los-mensajes-de-whatsapp-de-khashoggi-7183234

Precisamente hoy se ha hecho pública la presentación de una querella contra el ex jefe del Estado y algunos altos cargos, presentada por IU, PC y asociaciones de juristas, por 13 gravísimas acusaciones: https://www.nuevatribuna.es/articulo/espana/iu-querella-rey-emerito-corrupci%C3%B3n/20181206172151158190.html

Todo eso se sabía, y de hecho, fue la razón de “Estado” para la  abdicación del monarca.

¿Qué necesidad había, para traerle a la fiesta, precisamente ahora?

La única razón que se me ocurre es la de la  construcción del puente de la Inmaculada y, desde luego, huele a alcanfor.

Así, sus Majestades Católicas han sido aplaudidas y jaleadas y Pedro Sánchez,  abucheado.

¿Lo esperaba el presidente de gobierno? Poco olfato tiene  si no lo hacía, y si lo hacía  para qué ha ido a dejar claro que el presidente del gobierno no es bienvenido a esta fiesta.

Deja un comentario