El rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Andradas, ha afirmado hoy que la aprobación de tres universidades privadas nuevas demuestra un “desprecio absoluto” por parte de la Comunidad de Madrid hacia la opinión de su propio Consejo de Universidades, que en su día votó en contra.

En declaraciones a Efe, Andradas ha declarado que en la región madrileña hay “inflación” de universidades privadas y que con las tres nuevas sumarán trece, más los campus de otras universidades de varias comunidades establecidos en la región.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó este martes los proyectos de ley para el reconocimiento de tres universidades privadas en Madrid (actualmente centros adscritos) -el Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef), la Escuela de Negocios y Centro Universitario (Esic) y la Universidad Internacional Villanueva- y que remitió al Parlamento autonómico para que esta decidida si autoriza o no su creación.

“Parece que en la Comunidad de Madrid hay intención de hacer las cosas de tapadillo”, ha dicho Andradas al recordar cómo el Gobierno regional publicó el proyecto para el informe público y las alegaciones el 27 de diciembre pasado, último fin de semana del año, “cuando ya no había actividad en las universidades”.

El rector se ha preguntado también “por qué las tres universidades privadas nuevas han sido aprobadas por la Comunidad de Madrid este martes, “en el último día”, justo en el límite de tiempo para que los tres proyectos de ley entren en el Parlamento regional y puedan ser tramitados antes del fin de la legislatura, “y sin haberlo informado en rueda de prensa”.

En opinión del rector de la UCM, el modelo de universidad privada que hay en Madrid es un reducto de tamaño reducido, de entre 2.000 y 3.000 estudiantes, muchos menos que los que hay en la mayoría de las facultades de las universidades públicas.

Estos centros privados -ha dicho Andradas- “se especializan en muy pocas cosas, usualmente en las que dan dinero, es decir yendo al negocio de la educación superior y sin un soporte sólido de investigación”.

El rector de la Universidad Complutense de Madrid ha expresado su esperanza de que la Asamblea de Madrid “sea más sensible de lo que ha sido el Gobierno” a todas estas opiniones, las del Consejo de Universidades de la Comunidad de Madrid y de todos los rectores de las universidades madrileñas.

El 17 de enero pasado, los rectores de las seis universidades públicas madrileñas (Autónoma, de Alcalá, Carlos III, Complutense, Politécnica, Rey Juan Carlos) se opusieron a la creación de estas tres nuevas universidades privadas al apreciar “serias deficiencias” en sus propuestas y carencias en la oferta de grados, máster y programas de doctorado.

Deja un comentario