Para la Asociación Petón do Lobo, en las actuales circunstancias podrían no cumplirse todos los condicionantes de la Resolución del 12 de junio de 2020, de la Secretaría Xeral Técnica de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Según indican, la limitación de actividades en este centro arqueológico gallego sería una medida aconsejable frente al rebrote actual del coronavirus, en tanto no se aplique el protocolo de limpieza y desinfección entre las visitas guiadas que se ofertan diariamente cada 30 minutos entre las 10:00 y las 19:30 horas.

Petón do Lobo considera que la limitación de actividades en el centro arqueológico sería una medida aconsejable por la actual crisis sanitaria / Creative Commons

El colectivo valora la situación actual como de «máximo riesgo», dado que por sus especiales características, la variada procedencia de las personas visitantes y usuarias del monumento lo convierten en «una bomba de relojería en caso de contagio».

Petón do Lobo le pide responsabilidad institucional al diputado provincial de Contratación, Patrimonio y Equipamientos Xosé Luís Penas Corral (BNG) ante el avance de la epidemia, insistiendo en que la toma de decisiones «debe de estar basada en criterios de salud pública alejados del juego político».

La entidad recuerda además que mientras en Galicia y el resto del Estado el rebrote del coronavirus está siendo una realidad, el alcalde de Cabana (José Muíño Domínguez, PP) insiste en una postura «que no es ni razonable ni sostenible en las actuales circunstancias» con el objetivo de justificar la cuantiosa subvención de 60.000 euros que recibe de la Diputación coruñesa en el Dolmen de Dombate. 

El diputado provincial de Contratación, Patrimonio e Equipamentos Xosé Luís Penas Corral (BNG) -a la derecha de la imagen- con José Muíño Domínguez (PP), alcalde de la localidad coruñesa de Cabana de Bergantiños -en el lado izquierdo-.

Para Petón do Lobo la realidad, sin embargo, es que la situación epidemiológica «está siendo significativamente peor» que la de mediados del mes de junio «con distintos rebrotes por toda la geografía gallega y con el brote con transmisión comunitaria de A Mariña aún activo».

Según explicitan, la media móvil a 7 días estaba el 16 de julio en 5,4 nuevos positivos al día en Galicia, un valor que quintuplica los mejores registros de junio y que está en niveles similares a los registrados en los días previos a la declaración del Estado de Alama.

«Dejando de lado la idoneidad o no del plan de actividades en el Centro Arqueológico del Dolmen de Dombate por parte del Ayuntamiento de Cabana, que en muchos casos no está favoreciendo su valor como entidad museística, la Diputación, por responsabilidad, debe limitar o suspender el plan de actividades, especialmente las que tienen lugar en el interior del recinto» -manifiestan desde Petón do Lobo-.

La Asociación también recuerda que según las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) «el mayor riesgo se da en espacios cerrados y el virus tiene un alto nivel de transmisibilidad por vía aérea, algo que va allá de la distancia interpersonal recomendada y el uso obligatorio de mascarilla».

Por eso, a juicio de la entidad, la organización de conciertos en el pabellón del dolmen en plena pandemia, como en el caso del ciclo «Música na catedral» puede suponer un problema, «sin duda evitable para los intérpretes como para el público asistente».

Petón do Lobo considera no considera oportuna la organización de conciertos en el pabellón del Dolmen de Dombate en plena pandemia de coronavirus.