El Gobierno del Reino Unido rebajó hoy del 1,6 a un 1,2 % su previsión de crecimiento económico en 2019, por el impacto del caótico y aún inconcluso proceso de salida de la Unión Europea (UE).

El ministro de Economía, Philip Hammond, hizo en la Cámara de los Comunes su Declaración de primavera, en la que revisa la evolución de la economía desde la presentación del último presupuesto del Estado, el pasado octubre.

En base a los últimos datos oficiales, el ministro dijo que la economía crecerá un 1,4 % en 2020, lo mismo que se pronosticó el pasado noviembre, y un 1,6 % en los tres años siguientes.

Deja un comentario