El Reino Unido ha suspendido este martes todos los vuelos comerciales con el Boeing 737 Max “como medida de precaución”, el primer país europeo en hacerlo, informó la Autoridad británica de Aviación Civil (CAA, en inglés).

En un comunicado, la CAA dijo que ha tomado la decisión a la espera de que se aclaren las circunstancias del accidente del avión de ese modelo que se estrelló en Etiopía el pasado domingo y que provocó la muerte de 157 personas.

La CAA, que se mantiene en contacto con las autoridades europeas, señala que la prohibición de todos los vuelos con el Boeing 737 Max “que despeguen, aterricen o sobrevuelen” el Reino Unido se mantendrá “hasta próximo aviso”.

Deja un comentario