Estados Unidos encabeza la lista como el país más afectado del mundo por la covid-19 superando los 2,5 millones de contagios y los 125.000 fallecidos. Además es el séptimo país del mundo con más fallecimientos por 100.000 habitantes, con 38,4 decesos. Algunos estados están lidiando con números récord de hospitalizaciones.

Desde el comienzo del brote su presidente Donald Trump ha minimizado la enfermedad durante semanas llegando a calificarla como «una pequeña gripe» que probablemente desaparecería con el calor.

El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, en una entrevista concedida a la CNN señaló que la “ventana se está cerrando” para la activación de medidas que permitan a Estados Unidos controlar la pandemia.

“Las cosas son muy diferentes a las de hace dos meses (…) la situación actual es muy, muy grave y la ventana se está cerrando para que podamos tomar medidas y tener esto bajo control”, alertó Azar.

Respecto a la demanda del jueves del Departamento de Justicia de Estados Unidos al Tribunal Supremo sobre anulación de la Ley de Cuidados Asequibles Azar indicó que trabajarán con el Congreso en un plan de reemplazo.

“Hemos dejado claro que la Corte Suprema eliminará todo o parte del Obamacare porque es débil constitucional y legalmente, trabajaremos con el Congreso para crear un programa que proteja genuinamente a las personas con condiciones preexistentes”, señaló.

Mike Pence, vicepresidente de EE.UU., tergiversaba la realidad este viernes al asegurar que Estados Unidos había aplanado la curva. El mismo día anunció el mayor número de afectados en 24 horas, con al menos 40.000 nuevos casos positivos.

Estados como Texas y Florida han sufrido un aumento del número de contagios lo que les ha llevado a adoptar de nuevo medidas contra los bares. El gobernador de Texas ordenó el cierre de todos los bares y Florida prohibió el consumo de alcohol en dichos establecimientos. Estos estados se suman a una creciente lista de entidades que han suspendido una mayor reapertura de sus economías debido a rebrotes.

Nueva York sigue siendo el estado más afectado desde el inicio de la pandemia con 391.923 contagios y 32.197 fallecidos, sin embargo desde mayo ha reportado un leve aumento de contagios.

En la lista de los estados más afectados encabezada por Nueva York le siguen California, Nueva Jersey, Texas, Illinois y Florida.