Este martes, el Senado aprobó una moción presentada por el Grupo Popular en la que se declara en contra de cualquier negociación para la investidura del presidente que implique una amnistía como contrapartida.

La propuesta fue apoyada por el Partido Popular (PP), Vox y Unión del Pueblo Navarro (UPN). Esta moción ha sido fuertemente cuestionada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que considera que esta idea es «antigua y vieja» y no refleja la situación actual de España.

La moción, aprobada con los votos de los partidos mencionados, insta al Gobierno en funciones a garantizar los principios constitucionales y a recuperar la política de acuerdos de Estado entre las principales fuerzas políticas nacionales, en lugar de ceder ante el chantaje político de los independentistas.

Además, reafirma la importancia del imperio de la ley y la igualdad de todos los ciudadanos, reprobando cualquier negociación que implique una amnistía explícita o velada, así como cualquier tipo de indulto o beneficio judicial.

El Senado aprueba una moción contra la amnistía y el PSOE tilda la decisión de "antigua y vieja"
El Senado aprueba una moción contra la amnistía y el PSOE tilda la decisión de «antigua y vieja»

El PP justificó la moción argumentando que en cualquier democracia europea, la demanda de «proceder a dinamitar el Estado de Derecho como paso previo o elemento nuclear de una negociación, sería inmediatamente descartada, como una condición inasumible para formar gobierno, por cualquier partido político democrático».

Sin embargo, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, considera que su investidura es un hecho consumado y ha iniciado un proceso de negociación en el Congreso para presentar una ley que satisfaga las demandas impuestas por Carles Puigdemont, líder independentista catalán.

Durante el debate en defensa de la moción, el senador del PP, Antonio Silván, argumentó que aprobar una ley de amnistía deslegitimaría al propio Estado y sería un fraude a los ciudadanos, además de un ataque al Estado de Derecho.

Por otro lado, la portavoz del PSOE, Eva Granados, calificó la propuesta del PP como obsoleta, especialmente en un momento en el que España se encuentra en una nueva etapa donde el diálogo y la Constitución son fundamentales para cualquier negociación política.

El senador de Junts per Cat, Josep Lluis Cleries, describió la moción como algo del pasado, incapaz de abordar las necesidades actuales, y abogó por un pacto histórico que reconozca la identidad nacional de Cataluña.

En medio de este debate, la representante de UPN, María Mar Caballero, expresó su apoyo a la moción, destacando la importancia de establecer límites claros en las negociaciones, aunque también mostró su preocupación por la falta de transparencia en las negociaciones con Batasuna.

DEJA UNA RESPUESTA