El triunfo socialista en las elecciones generales ha dado un vuelco al Senado, donde la mayoría absoluta de la que el PP disfrutaba desde hace varias legislaturas ha pasado al PSOE, que reúne 140 escaños entre los 122 senadores logrados en los comicios y los 18 de designación autonómica que tiene en la Cámara.

El ascenso socialista supera holgadamente el umbral de la mayoría absoluta de 134 escaños, y deja en sus manos la llave de una hipotética aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña que durante la campaña electoral han pedido reiteradamente el PP y Ciudadanos.

La caída del PP en el Senado es estrepitosa, ya que de los 150 senadores con que contaba se queda únicamente con 74, y de ellos 19 son de designación autonómica, cifra que incluso puede bajar tras las próximas elecciones del 26 de mayo, cuando los Parlamentos autonómicos elijan a sus nuevos representantes en la Cámara Alta.

También ha sido malos los comicios para Unidas Podemos, que no ha logrado ni un solo representante, al igual que su confluencia catalana, En Comú Podem, de manera que la formación morada pasará de 18 escaños a contar sólo con seis senadores, y todos de designación autonómica.

Los electores han elegido hoy 208 senadores, pero la Cámara Alta cuenta con otros 58 que eligen las asambleas legislativas de las Comunidades Autónomas, de los cuales 35 están pendientes de la renovación de estas cámaras en las elecciones autonómicas de mayo.

Ha aumentado un representante ERC, al pasar de 12 a 13, dos de los cuales son autonómicos, y también Ciudadanos, pero pese a ser la tercera fuerza política nacional solo suma tres senadores a los seis autonómicos que ya tenía, llegando así nueve, cifra insuficiente para conformar grupo parlamentario propio.

Precisarán obtener como mínimo un senador más de designación autonómico tras las elecciones del 26 de mayo para poder tener grupo propio, salvo que otro grupo les «preste» uno, práctica que Ciudadanos siempre ha rechazado.

El PNV no va a necesitar de préstamo alguno para conformar su grupo, ya que va a contar con los diez necesarios, al subir de cinco a nueve sus senadores electos, junto al que ya tiene elegido por el Parlamento Vasco.

La coalición Navarra Más, con la que el PP se ha presentado en la Comunidad Foral acompañado de UPN y Cs, ha conseguido tres senadores, en tanto que Junts per Catalunya logra dos que puede agregar a los dos escaños autonómicos del PDeCAT.

EH-Bildu, que ya tenía un senador autonómico, contará con otro de elección directa en la nueva Cámara, en tanto que la Agrupación Socialista Gomera repite representante, y Coalición Canaria consigue un senador junto al que ya tiene autonómico.

Entre las demás formaciones minoritarias, Compromís no consigue acompañar ningún senador más al que actualmente tiene, elegido por el Parlamento de la Comunidad Valenciana.

Tampoco logra Vox entrar en el Senado, pese a haber superado el 10 por ciento de los votos en las elecciones generales, y se queda con el único senador autonómico por Andalucía que ya tenía.

Tras las elecciones de hoy, y a expensas de los cambios que suscitarán los comicios autonómicos en el cupo de senadores autonómicos, la Cámara Alta queda con 140 senadores del PSOE y 74 del PP, 13 de ERC, 10 del PNV, 9 de Ciudadanos, 6 de Unidos Podemos, 3 de Navarra Más, 4 de Junts per Catalunya, 2 de CC, 2 de EH-Bildu, uno de Compromís, otro de Vox y otro de la Agrupación Socialista Gomera.

Fuente


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario