Como otros sindicatos policiales y colectivos de víctimas, el SPP justifica su denuncia en las palabras del diputado vasco de Bildu el pasado 4 de abril en el Parlamento vasco durante el debate de aprobación del nuevo texto de la ley vasca de reparación de abusos policiales.

El SPP reclama la adopción de las medidas que fueran necesarias ante las «graves ofensas» cometidas en el Parlamento Vasco dirigidas hacia policías, guardias civiles, víctimas del terrorismo «y toda la sociedad en general», lo que relaciona con «la inactividad del Gobierno de la nación votando una ley que humilla a la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado».

«Denunciamos la falta de apoyo del Gobierno que, una vez más, mirapara otro lado ante una ley que busca el desprestigio de la PolicíaNacional poniéndoles bajo sospecha», señala el SPP en un comunicado.

Tras un cruce de reproches con representantes sindicales de policías y guardias civiles que seguían la sesión plenaria en el Parlamento vasco, Julen Arzuaga se dirigió a ellos para decirles: «Para mí, ustedes son nazis que protestaban porque hubo un juicio en Núremberg. Para mí, ustedes son los franquistas que luchan para que no haya reconocimiento de sus vulneraciones de derechos humanos. Es indignante, inaceptable y asqueroso.