Borrador automático

El Tribunal Supremo ha decidido avalar la destitución de Carles Puigdemont al frente de la Generalitat de Catalunya en octubre de 2017 tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del ejecutivo central. Los jueces de lo contencioso-administrativo rechazan el recurso del expresident y explican que «desnaturalizó y devaluó su estatus constitucional y estatutario».

Los jueces creen que la medida no vulneró el derecho de acceso y permanencia en cargos y funciones públicas del cabeza de lista de Junts en las europeas: ese derecho, recuerdan los jueces, «sólo existe y se respeta en la medida en que quien lo ejerce respeta, a su vez, su identidad jurídico-constitucional».

En este caso, analizan, si Carles Puigdemont «dejó de actuar desde la lógica y desde las exigencias de sus competencias y de su posición constitucional, estatutaria y legal, y desnaturalizó y devaluó su estatus constitucional y estatutario» estaba justificado aplicarle el artículo.

Los jueces recuerdan, además, que en el pasado ya han avalado diversas consecuencias de la aplicación del artículo 155: la suspensión del Consejo de Diplomacia Pública de Catalunya, la disolución del Parlament o la convocatoria de elecciones.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

1 Comentario

  1. que la gente tiene derecho a votar para saber la opinion sobre independizarse es una cosa

    pero qe de una votacion asi salga un presidente es otra

    y este ad+ montó esas elecciones
    pa tapar ls recortes + corruppcion d su partido, super amigo dl PP
    y ademas para alentar voto ultra de toas partes a favor d la derecha pqe e sun aprtido d rchas como PPP C$ VX

Deja un comentario