El Tribunal Supremo ha confirmado hoy la pena de cuatro años y medio de prisión impuesta por la Audiencia Nacional al expresidente de Caja Madrid Rodrigo Rato por apropiación indebida continuada en el caso de las tarjetas «black» de la entidad.

Otros 64 ex altos cargos de Caja Madridy Bankia también ha sido condenados por un delito continuado de apropiación indebida. El tribunal formado por cinco magistrados y presidido por Miguel Colmenero comenzaron a revisar los recursos el pasado 22 de mayo y en junio acordó retrasar su veredicto hasta ahora debido a la complejidad del caso.

De entre todos los condenados, las penas más altas que impuso la Audiencia Nacional en su sentencia del 23 de febrero de 2017 recayeron contra el que fuera presidente de Caja Madrid entre 1996 y 2009, el fallecido Miguel Blesa (seis años) y su sucesor en Bankia Rodrigo Rato (cuatro años y medio), a quienes se les reprochó que quebraran la lealtad que se depositó en ellos. No obstante, se les absolvió del delito de administración desleal.

El Supremo aclara que ha estimado parcialmente los recursos de los condenados que devolvieron antes de celebrarse el juicio el dinero gastado con las tarjetas y fija penas de entre cuatro meses y cuatro años y medio de prisión.

Rato no ingresará automáticamente en prisión, ya que el Tribunal Supremo debe remitir ahora la orden de ejecución de sentencia, tras lo cual el ex director gerente del FMI dispondrá de un plazo de entre 5 y 10 días para ingresar voluntariamente en la cárcel.

DEJA UNA RESPUESTA