El Tribunal Supremo ha desestimado los incidentes de nulidad presentados por Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres contra la sentencia del caso Nóos, que les condenó a cinco años y 10 meses de cárcel y a cinco años y ocho meses a cada uno, respectivamente.

 

En un auto, la Sala Segunda del alto tribunal señala que en los escritos de ambos condenados no se aducen cuestiones nuevas adoptadas por el Supremo sino que son «un intento de prolongar o alargar el debate de casación«.

El fallo del Supremo supone el paso previo antes de que Urdangarin pueda acudir, si así lo estima, al Tribunal Constitucional en petición de amparo.

DEJA UNA RESPUESTA