El presidente del tribunal del “procés”, Manuel Marchena, ha asegurado que no pondrá “ningún obstáculo” a que los acusados puedan lucir y portar lazos amarillos en el juicio al considerarlos “un símbolo ideológico” y, como tal, está amparado por la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

La Sala ha fijado criterio a este respecto a petición de Vox, que se ha quejado de que Jordi Sànchez porte en su solapa un lazo amarillo, en una intervención en la que Marchena le ha reprochado que se ha excedido del objeto de la misma, que era impugnar las cuestiones previas planteadas ayer por las defensas.

Deja un comentario