El pasado domingo dos chicas fueron a cenar al Domino’s Pizza y después de hacer el pedido y pagar se fijaron en que desde el local se les había identificado su mesa como “mesa gitana” y “mesa pareja de chicas gitanas”.

Aunque ellas ya se quejaron en el local, fue el padre, Manolín Giménez, el que lo denunció a través de Facebook, donde compartió el ticket subrayando en amarillo los términos utilizados por el establecimiento para referirse a su hija y a su amiga.

“Impresionante, no tienen educación, esto pasó ayer en Huesca. Denunciemos estos actos y que no se vuelva a repetir”, escribió el que es prior de la cofradía de los Gitanos de la ciudad

La Federación Gaz Kalo de Asociaciones Gitanas de Navarra fue una de las que compartió la publicación de Giménez para dar más difusión al suceso. Desde la entidad definen los hechos como “lamentables, escandalosos y denunciables”.

Domino’s Pizza pide perdón y lamenta los hechos

La popular pizzería Domino’s Pizza ha emitido un comunicado en el que “lamenta, condena y rechaza” el trato discriminatorio que han recibido estas dos jóvenes clientas.

La empresa, que ha definido como el suceso de “puntual”, ha expresado “sus más sinceras disculpas, a las personas afectadas y al conjunto de la comunidad gitana, ante la inaceptable actitud de uno de los empleados del grupo”. De hecho, ha informado que están intentando ponerse en contacto con las dos clientas para ofrecer explicaciones y pedirles disculpas personalmente.

Finalmente, la cadena ha reiterado su compromiso con la no discriminación: “El más absoluto respeto hacia los clientes y la sociedad en su conjunto, independientemente de su procedencia, etnia, identidad u orientación sexual, género, edad o culto, entre otros”.

DEJA UNA RESPUESTA