En esa instrucción, recogida por Europa Press, se recuerda que los partidos y coaliciones que vayan a recibir subvenciones públicas por la campaña y aquellos que haya solicitado un anticipo están obligados a presentar una contabilidad electoral ante el Tribunal de Cuentas.

Esa documentación debe entregarse entre los 100 y 125 días tras la celebración de las elecciones, por lo que la institución que preside María José De la Fuente concreta que el plazo de presentación se extenderá entre el 6 y el 31 de agosto de 2019.

El Tribunal de Cuentas debe examinar todos los documentos para comprobar el cumplimiento de las limitaciones legales previstas y después enviará a los partidos un primer informe individualizado poniendo de manifiesto las irregularidades detectadas para que las formaciones puedan presentar sus alegaciones.

Tras ese contraste, el pleno del Tribunal aprobará su informe de fiscalización y lo remitirá a las Cortes, donde será objeto de presentación y de un posterior debate de propuestas de resolución.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario