El tribunal del «procés» decide en las próximas horas si procede realizar un careo entre el comisario de Mossos Ferran López, segundo de Trapero, y el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, coordinador del dispositivo el 1-O, dadas sus discrepancias sobre el dispositivo de Mossos aquel día.

El presidente de la Sala, Manuel Marchena, dará una respuesta esta misma tarde a la petición de Xavier Melero, abogado del exconseller Joaquim Forn, que también ha solicitado la testifical del coronel de la Guardia Civil Mariano Martínez, interlocutor de López días antes del referéndum del 1 de octubre.

Forn ha realizado esta petición a la vista de las divergencias entre la declaración de López y la de De los Cobos en el juicio, sobre todo en torno al polémico binomio de Mosssos destinado en cada colegio el 1 de octubre.

Melero ha concretado su petición en la necesidad de esclarecer las reuniones del 29 y 30 de septiembre, cuando según López, se informó a De Los Cobos sobre este dispositivo, algo que el coronel desmintió en su declaración el pasado 4 de marzo, en la que, ha recalcado Melero, «tachó de mentira la manifestación que hoy ha corroborado el señor López».

A preguntas de Marchena, que le ha pedido fundamentar jurídicamente su petición, Melero ha estimado que la celebración de un careo es pertinente en base al artículo 729 de la Lecrim.

En concreto, a su párrafo tres, que estima la pertinencia para «acreditar alguna circunstancia que pueda influir en el valor probatorio de la declaración de un testigo» e incluso el segundo, que recoge la práctica de «las diligencias de prueba no propuestas» pero que «el tribunal considere necesarias» para la comprobación de los hechos.

Las discrepancias que ha mencionado Melero han sido incluso reconocidas por el propio López, que ha dicho que se las transmitió a De los Cobos y al ex secretario de Estado de Interior, José Antonio Nieto, en una reunión antes de declarar como testigo en la Audiencia Nacional, donde está acusado Trapero por rebelión.

Tras escuchar la versión de De los Cobos de lo ocurrido en Cataluña el otoño de 2017, López les explicó su visión de los hechos, «que era contradictoria con la de ellos».

«No pido explicaciones, no hay debate, entendemos que cada uno explica la realidad cómo la vivió y la mía es esta», ha afirmado López.