El Tribunal Supremo de India ha anulado este jueves la prohibición del sexo gay, un delito hasta el día de hoy que se remonta a hace 158 años, en un histórico fallo.

 

La anulación ha sido recibida con júbilo por la comunidad LGTB india, que espera que allane el camino hacia el reconocimiento de la igualdad de derechos.

El Supremo ha anulado concretamente la Sección 377, que ilegalizaba el sexo consentido entre homosexuales y lesbianas. En 2013 se reintrodujo la penalización de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, que podían ser castigadas con hasta 10 años de cárcel.

La comunidad LGTB tiene los mismos derechos que cualquier ciudadano ordinario“, ha defendido el presidente del Supremo, Dipak Misra, que ha presidido la sala de cinco magistrados que ha dictado la histórica sentencia.

Penalizar el sexo gay es irracional e indefendible“, ha sostenido el juez, que ha defendido la necesidad de respetar a los demás y sus derechos. “Cualquier relación sexual entre dos adultos que consienten, sean homosexuales, heterosexuales o lesbianas, no puede considerarse inconstitucional“, ha subrayado Misra.

Deja un comentario