El Tribunal Supremo confirma la sentencia de la Audiencia de Sevilla por el caso de los ERE, que condenó a seis años de cárcel al expresidente José Antonio Griñán por un delito de malversación y a nueve años de inhabilitación a otro expresidente, Manuel Chaves, según ha adelantado la Cadena Ser.

La sala avalará por mayoría, siempre según la Cadena Ser, la decisión de la Audiencia de Sevilla, que envió a prisión al expresidente de la Junta José Antonio Griñán y a los exconsejeros Antonio Fernández, Francisco Vallejo, José Antonio Vieira y Carmen Martínez Aguayo. La Audiencia de Sevilla les impuso penas de entre seis y ocho años por un delito de malversación.

El expresidente Manuel Chaves fue condenado, además, a una pena de inhabilitación de nueve años por prevaricación.

En el trámite de recursos, la Fiscalía pidió al Tribunal Supremo que confirmara la sentencia que las defensas calificaron de «arbitraria, profundamente desacertada y carente de rigor jurídico».

Punto final

El Alto Tribunal pone punto y final de esta forma a la rama política de los ERE, que condenó a 19 exaltos cargos de la Junta de Andalucía por idear un «sistema fraudulento» para repartir de forma más ágil 680 millones de euros entre los años 2000 y 2009 para ayudar a empresas en crisis.

Los pagos de estos ERE fraudulentos se hacían vía transferencias de financiación en lugar del expediente de subvención que se usaba de forma habitual y que estaba sujeto a los controles de la intervención y a los principios de publicidad y concurrencia.

 

3 Comentarios

  1. No hay «punto y final». Queda la posibilidad de recurrir la sentencia al Tribunal Constitucional, y al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, donde esta sentencia no pasa la prueba del algodón ni de coña. Si lo hiciera, dentro de unos años, una jueza loca abrirá una investigación por el uso fraudulento que todos sabemos que muchas empresas hicieron de los ERTE, el escaso e infructuoso control realizado al respecto por el INSS y la ITSS y la posible responsabilidad de Yolanda Díaz.

    El uso de la partida L31 (el dinero delos ERE), que, por cierto, se sigue repartiendo dinero para los mismos fines con el actual gobierno de Moreno Bonilla fue decidida unánimemente por el Parlamento Andaluz. Si leemos bien la sentencia, a Chaves y Griñán los condenan por algo asi como «ignorancia deliberada». ¿Os suena de algo?

  2. ¿Y aún nos preguntamos cómo es posible que el partido más corrupto haya obtenido mayoría absoluta, y sus amigos talibanes hayan sacado una buena tajada en escaños? Cuando la corrupción no se castiga, pasan estas cosas…

  3. Cuántos del PP tenían que estar en la cárcel de por vida todo los gobiernos de Aznar y Rajoy policías jueces sectarios minitros han cometido delitos para ilegalizar él partido
    Los primeros ala cárcel los jueces y fiscales que les apoyan encontrá dé la constitución

DEJA UNA RESPUESTA