El tribunal del «procés» ha considerado que no tiene competencia para decidir sobre la petición de Jordi Sànchez, candidato de JxCat al Congreso, de celebrar un debate electoral en la cárcel madrileña de Soto del Real, por lo que devuelve el asunto a la Junta Electoral Central.

En una providencia, el tribunal que juzga a la cúpula del «procés» establece que «no compete al órgano jurisdiccional velar por los principios que determinan la regulación de la actividad electoral» ni «la fijación de un determinado régimen penitenciario».

«Lo solicitado no es un acto que afecte a una posible incomunicación judicial -que no se ha acordado por esta Sala-, ni supone una excarcelación del centro penitenciario. Todo ello sin perjuicio de la competencia atribuida a la Administración Electoral para velar por la vigencia de los principios que rigen el desarrollo del proceso electoral», añaden los jueces.