El viceprimer ministro de Italia, titular del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha dado este jueves por rota la coalición de gobierno que su partido mantenía desde junio de 2018 con el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y exigió elecciones cuanto antes.

La crisis de Gobierno tocó techo tras la votación en el Senado el miércoles de una moción para bloquear las obras de la línea de alta velocidad Turín-Lyon, moción propuesta por el Movimiento 5 Estrellas (M5S). La Liga dejó solos a sus socios y se alineó con el resto de partidos para votar en contra. “Algo se ha roto en la mayoría”, dejó caer ese día Salvini en un mitin en la playa de Sabaudia, durante su gira por la costa con sabor electoral, alimentando las especulaciones sobre una posible ruptura de la coalición.

En un breve comunicado, Salvini traslada esta reflexión al primer ministro, Giuseppe Conte: «Acudamos inmediatamente al Parlamento para constatar que no tenemos ya una mayoría. Devolvamos rápidamente la palabra a los electores«, en referencia a la celebración de comicios anticipados.

Después reaccionó el líder del M5S y también viceprimer ministro, Luigi Di Maio, quien abogó por celebrar elecciones pero una vez que el Parlamento apruebe en septiembre una de sus medidas estrella: la reducción del número de senadores y diputados.

«Estamos preparados, el poder no nos interesa y nunca lo ha hecho. Pero una cosa es cierta: cuando tomas el pelo al país y a los ciudadanos, antes o después lo pagas«, dijo Di Maio, en una advertencia velada a su aún socio de Gobierno.
La coalición de Gobierno de Italia lleva varios días tambaleándose, tras meses de polémicas y tensiones.

El líder ultraderechista descartó que Giuseppe Conte, figura de consenso de ambas formaciones para encabezar el Ejecutivo, pueda remodelar su gabinete u ofrecerles más poder. «No queremos más carteras o ministros, no queremos remodelaciones o gobiernos técnicos. Después de este Gobierno, que ha hecho muchas cosas buenas, solo puede haber unas elecciones«, exigió.

Queda por ver cuándo se reunirá el Parlamento para verificar si el primer ministro cuenta con los apoyos suficientes para seguir gobernando, aunque es algo improbable si la Liga, que tiene la clave de la mayoría, le da la espalda. En ese caso, tendría dos opciones: buscar una nueva mayoría, sondeando otros partidos, una opción también remota, o convocar elecciones.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario