El Consejo de Ministros del 27 de mayo de 2011 acordó la creación de la Comisión de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos con el encargo de preparar un informe sobre posibles actuaciones en este lugar de conformidad con lo establecido por la Ley de Memoria Histórica. El informe señalaba la necesidad de contextualizar y resignificar el Valle de los Caídos y recomendaba, entre otras medidas, trasladar los restos de Franco a otro lugar que fuese designado por la familia o, en su caso, a un lugar más adecuado.

Tras su visita a España en 2014, el Relator Especial de Naciones Unidas sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición publicó un informe en el que, entre otras cuestiones, coincidía con la necesidad de contextualizarlo y resignificarlo para que pierda el carácter divisorio que pueda tener y contribuir a la pedagogía ciudadana y la memoria. En esa misma línea se pronunciaba también el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas.

Dando cumplimiento a la modificación de la Ley 52/2007, de “Memoria Histórica”, operada en agosto de 2018, el Consejo de Ministros acordó iniciar el procedimiento administrativo para la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco. Tras sucesivos recursos, el pasado 24 de septiembre el Tribunal Supremo avalaba mediante sentencia la decisión del Gobierno.

Ante la decisión adoptada en Consejo de Ministros, por la que se concluye el procedimiento de exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos antes del 25 de octubre, Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España recuerda:

«Con este traslado se cumple con recomendaciones de la Comisión de Expertos de 2011, a cuyo cumplimiento instaron el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas y el Relator Especial de Naciones Unidas sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repeticiónPero al Gobierno todavía le queda mucho trabajo por hacer sobre la contextualización y la resignificación del Valle de los Caídos, para poder contribuir así a la recuperación y la construcción de la memoria histórica con una función educativa y preventiva».

Actualmente, en el Valle de los Caídos no se explica, por ejemplo, que fue construido con el trabajo forzoso de miles de personas privadas de su libertad de manera arbitraria, ni proporciona información sobre los cuerpos de las casi 34.000 personas que ahí están enterradas, y que en muchos casos fueron trasladadas sin consentimiento o conocimiento de sus familiares.

«Amnistía Internacional espera que para su resignificación se adopten medidas que permitan la dignificación del cementerio y el resguardo respetuoso de todas las personas allí enterradas, y se atiendan las demandas de las personas que quieran recuperar los cuerpos de los familiares».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario