El Vaticano cree que se debe permitir sacar al dictador del Valle de los Caídos y así lo ha afirmado en una carta de la semana pasada fechada el 14 de febrero. El secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, se dirige a la vicepresidenta Carmen Calvo para mostrarle el apoyo de la máxima autoridad eclesiástica, con mando sobre el prior y los obispos españoles de la Conferencia Episcopal Española.

Es una postura que ya le expresó a Carmen Calvo en el encuentro que tuvieron en Roma, ya que empieza diciendo que desea «reiterar lo que señalé a Vuestra Excelencia durante nuestra reunión en el Vaticano, el pasado 29 de octubre». En aquella ocasión, trataron también el posible entierro de Franco en La Almudena, algo que la Iglesia y el Gobierno deseaban evitar.

En uno de los párrafos de la misiva señala que «la Iglesia no se opone a la exhumación de los restos mortales del general Franco, si la Autoridad competente así lo dispone». Continúa recordando a Calvo que han mediado para que el prior no siga obstruyendo la exhumación: «A la comunidad benedictina de la abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue recordado y se seguirá recordando su deber cívico de observar plenamente el ordenamiento y de respetar a las Autoridades civiles».

Posición en contra

En contra de sacar al dictador del Valle de los caídos se encuentras el prior Santiago Cantera, candidato de Falange en su juventud y que sigue oficiando misas en honor a Francisco Franco, que ha reiterado que no dejará pasar a los técnicos para que exhumen el cuerpo de la basílica.

La Iglesia española, que en un primer momento señaló que acataría las órdenes del Gobierno, se ha posicionado junto al prior alegando que hay desacuerdo con la familia y que la Iglesia no puede tomar partido. La vía de salida que proponen es esperar a la decisión del Tribunal Supremo antes de acatar la decisión del Ejecutivo. El tribunal tendrá que decidir sobre si paraliza cautelarmente la exhumación cuando los nietos, tal y como han anunciado, se lo pidan.

Con esta carta de Parolin de la pasada semana, el Vaticano desautoriza al líder de los monjes benedictinos que custodian el Valle de los Caídos y también a la Conferencia Episcopal Española, partidaria hasta ahora de esperar a la justicia antes de atender el requerimiento del Gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA