En el último episodio de su programa «Hasta el coño de», Marina Lobo puso el foco en una contienda política que ha sacudido los cimientos de la Asamblea de Madrid, destapando un entramado de presiones y maniobras partidistas que, según cuenta, amenazan con sumir en el caos el proceder democrático de la institución. A través de sus agudas observaciones, Lobo nos lleva tras bastidores de una reunión marcada por el debate acalorado y la controversia en torno al jefe de gabinete de la líder de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su reacción ante una investigación periodística.

La periodista relata cómo el Partido Popular, haciendo uso de su mayoría absoluta, bloqueó una serie de iniciativas propuestas por la oposición que buscaban la comparecencia de Miguel Ángel Rodríguez por difundir un bulo contra periodistas del diario El País. El argumento para evitar su comparecencia se centraba en un supuesto tecnicismo: Rodríguez no sería considerado un «alto cargo» pese a que en la web oficial aparece con obligaciones y rango equivalentes.

En palabras de Lobo, «No me estás dejando hablar», fue una frase resonante en la discusión, subrayando el tenso ambiente que prevalecía. La oposición, compuesta por Más Madrid, PSOE, y sorprendentemente con ciertas reservas de Vox, planteó dudas legítimas sobre el proceder del PP, especialmente al negar el estatus de Rodríguez como alto cargo y eludir un análisis jurídico imparcial sobre el asunto.

La narración de Lobo nos lleva a entender que la disputa no es solo un enfrentamiento político más, sino un reflejo de cómo las tensiones y estrategias partidistas pueden enturbiar el agua de la gobernabilidad y el debate democrático. En un tono que mezcla el humor con la crítica mordaz, concluye mencionando la peculiar observación de un oyente que, en medio de la discusión sobre altos cargos, pregunta si Pablo Motos, presentador de televisión, podría considerarse «bajo cargo», a lo que Lobo responde con una sonrisa irónica, subrayando la absurda escalada de la situación.

DEJA UNA RESPUESTA