IMAGE: Mmhmm

Mmhmm es sin ninguna duda una de las aplicaciones a las que más partido he sacado a la hora de pasar mis clases y conferencias desde el aula a la red cuando tuve que hacerlo debido a las restricciones de la pandemia. Su fundador, Phil Libin, decidió lanzar la compañía tras comprobar cómo, al comenzar esas restricciones, las constantes videoconferencias se tornaban en un aburrimiento insoportable, y trató de hacerlas algo más entretenidas.

Al leer eso, sintonicé inmediatamente con la idea: al principio de la pandemia, cuando vi cómo la mayoría de las clases se convertían en insoportables períodos de hora y media con un profesor «agazapado» en una esquina de la pantalla mientras una presentación iba pasando monótonamente, empecé a exportar mis presentaciones a imágenes para poder utilizarlas como fondos virtuales en Zoom y en otros programas, me compré una pantalla verde de chroma y unos focos para mejorar el resultado, y al menos, conseguí poder seguir dando clase en unas condiciones más razonables, con mayores posibilidades comunicativas, y sobre todo, con menos aburrimiento. Cuando, a mediados del año pasado, probé Mmhmm, me pareció un auténtico soplo de aire fresco, y me permitió mejorar mi comunicación online mucho más. Mi impresión, tras muchos meses de uso, es que Phil se quedó muy corto: lo que hizo no fue crear simplemente una herramienta para hacer las cosas más entretenidas, sino una forma de redefinir el vídeo online como género comunicativo, dotándolo de muchas más posibilidades que, además, son muy potentes, pero muy sencillas de utilizar, literalmente al alcance de cualquiera.

Considerando que, en muchos casos, la transición de las clases de presenciales a online se convirtió en un auténtico suplicio para muchos alumnos, que no solo no aprendieron sino que incluso olvidaron cosas que ya sabían, y que, sin embargo, las evaluaciones de mis alumnos no solo se mantuvieron elevadas, sino que incluso mejoraron durante este período, con numerosos comentarios haciendo referencia a la calidad de mis clases online, estoy francamente satisfecho del resultado, que además me ha permitido mantener una cierta actividad de conferencias durante un período muy complicado, en todo tipo de foros, e incluso abrir mercados en países a los que, habitualmente, me resultaba difícil llegar. Las clases mediante videoconferencia online no tienen por qué ser pobres sustitutos de las clases presenciales: de hecho, pueden ser mejores que estas, mejorar sustancialmente la bidireccionalidad con respecto a lo que es la interacción cara a cara en un aula, y utilizarse además para mejorar las capacidades de los alumnos en un entorno que, por mucho que termine la pandemia, estoy convencido de que no va a desaparecer de nuestras vidas.

Antes de empezar la pandemia, yo no hacía vídeo online: aunque nunca he tenido ningún problema para hablar delante de una cámara, cuando era yo el que la gestionaba, el resultado nunca me gustaba lo suficiente, y terminaba borrándolo todo y desistiendo. Ahora, hago vídeos sobre lo fácil que es 🙂 y en cada videoconferencia me encuentro con que mi nivel de comunicación está sistemáticamente por encima del de todo el resto de mis interlocutores.

Como es habitual en mí, lo comenté en varios artículos, y a partir de ellos tuve la oportunidad no solo de conocer al fundador de la compañía, a quien seguía desde sus tiempos de Evernote, sino también de iniciar una pequeña colaboración con ellos que finalmente se ha plasmado en el desarrollo de dos master classes sobre ese tema, cómo utilizar el vídeo para comunicar mejor online, como auténticos «superpoderes» del profesor. La interacción con la compañía ha sido una auténtica delicia: por primera vez desde que empecé a utilizar este tipo de herramientas, tenía al otro lado a auténticos expertos en el tema, y eso me ha permitido mejorarlos bastante, probar versiones aún no disponibles de la herramienta, y subir el listón un poquito más. Lo he grabado tanto en inglés como en español, y se publicaron ayer.

Espero que os parezcan interesantes.


Enrique Dans

DEJA UNA RESPUESTA