Europa Laica explica en este acertado y trabajado vídeo el escándalo monumental que han supuesto las inmatriculaciones, desde que se aprobó la Ley Hipotecaria franquista de 1946 y su Reglamento, que otorgaba a los obispos la potestad de actuar como notarios e inmatricular a su nombre bienes no inscrito con un simple escrito, y que una reforma de Aznar (PP) en 1998 extendió a los bienes dedicados al culto.

Una reforma en 2015 eliminó este privilegio eclesiástico e impidió las acciones para declararlo inconstitucional. Se calcula que unos 100.000 bienes han sido inmatriculados, de ellos 30.000 se sabe que desde 1998 a 2015. Sin embargo el listado de todo lo inmatriculado reclamado por Europa Laica y la Coordinadora Recuperando, de la que forma parte, sigue sin publicarse pese a que tanto el Congreso así lo aprobó, como la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno lo ha demandado al Gobierno.