El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este lunes la resolución de la convocatoria anual ordinaria de destinos de la Carrera Diplomática y ha asignado un total de cien puestos en Embajadas y Consulados –ninguno de embajador, reservado a decisión del Consejo de Ministros–.

Entre los diplomáticos a los que se ha asignado nuevo destino hay varios que ejercieron como embajadores y altos cargos en el Ministerio liderado por Alfonso Dastis y que fueron cesados por el Gobierno de Pedro Sánchez o se vieron afectados por la reorganización del Ministerio.

Es el caso del ex embajador en Cuba Juan José Buitrago, que fue cesado el 1 de octubre y tendrá como próximo destino el Consulado de Caracas, y del que fuera embajador en Pekín, Alberto Carnero, nombrado cónsul en Casablanca.

Jaime González Castaño, que fue director General de Deportes y asesor de Mariano Rajoy vuelve a la Carrera Diplomática y será cónsul en Rosario (Argentina).

El que fuera director de la Oficina de Marca España con Carlos Espinosa de los Monteros, Francisco Rabena, ocupará la Segunda Jefatura de la Embajada en Tokio y el ex embajador ante la ONU en Viena, Gonzalo de Salazar, el puesto homólogo en Roma.

El ex embajador en Letonia Pedro Miguel Jimenez Nacher será cónsul en Estrasburgo; el de Qatar, Ignacio Escobar, en Bruselas y el ex director general de relaciones bilaterales con los países europeos, Juan López-Herrera, en Lyon.

Con la excepción de los embajadores, que son nombrados por el Consejo de Ministros, la mayor parte de los puestos se deciden en función de un sistema basado en el escalafón de la carrera, en un proceso administrativo que se repite cada año –con una convocatoria ordinaria y una extraordinaria– y que es independiente de procesos electorales.

No obstante, hay algunos puestos reservados a la decisión del ministro. En esta convocatoria, es el caso del Consulado en Caracas, de la Segunda jefatura de Embajada en Moscú, del Consulado en Jerusalén y del Consulado en Londres.

A la segunda jefatura de la Embajada de España en Moscú irá el actual delegado del Gobierno en el Campo de Gibraltar, Agustín Núñez, que solo ha estado unos meses en ese puesto. El cónsul en Jerusalén será Ignacio García-Valdecasas y el cónsul en Londres será Carlos Díaz Valcárcel. Lo habitual es que los diplomáticos permanezcan en sus puestos entre dos y cuatro años, según los destinos de que se trate.

Estos diplomáticos se suman a los ex embajadores nombrados por el anterior Gobierno que ya obtuvieron plaza en Consulados en la convocatoria extraordinaria de 2018. El ex embajador en México Luis Fernández-Cid es ahora cónsul en Roma y Miguel Aguirre de Cárcer, ex embajador ante el Consejo de Europa, cónsul en Berna.

José María Rodríguez Coso pasó de la Embajada en Irlanda al Consulado en Perpiñán, Gonzalo de Benito, de la Embajada en Japón a ser cónsul en Bogotá y Jesús Gracia, de ser embajador en Roma a cónsul en Cantón.

Entre los diplomáticos que cambiarán de destino con la actual convocatoria están la actual embajadora en Misión Especial para las Amenazas Híbridas y la Ciberseguridad, Julia Alicia Olmo, que será cónsul en Houston y el destinado a la Agenda 2030, Juan Francisco Montalbán, que será el número dos de la Embajada en Portugal. El ex embajador Francisco Elias de Tejada Lozano, cuyo nombre apareció en los ‘Papeles de la Castellana’ en relación con una cuenta opaca, será cónsul en San Francisco.

Deja un comentario