No debe importar qué logotipo, bandera o fuente de financiamiento representa alguien cuando mira a los ojos de una madre que ha perdido a un hijo por la guerra, o un padre que no puede alimentar a su familia porque la lluvia no cayó esta temporada, o un niño que solo ha conocido una constante punzada de hambre en el estómago.

Si bien siempre debemos matizar y asegurar enfoques apropiados y contextualizados basados ​​en las necesidades de las personas más afectadas por el conflicto, la pobreza o la crisis humanitaria, existe una distinción artificial entre los involucrados en asuntos humanitarios y de desarrollo y la consolidación de la paz.

¿CÓMO PODEMOS Y DEBEMOS SUPERAR ESTO?

Las seis «c»:

1. Contexto. Importa, siempre importa, pero también lo hace el análisis, especialmente en lugares de fragilidad, del contexto, y garantizar que refleje la realidad de la situación y nuestras respuestas a ella.

2. Coordinación , entre reponsables a menudo muy diferentes con diferentes mandatos y plazos, que incluyen el intercambio de información y el establecimiento de revisiones de alto nivel de datos agregados conjuntos.

3. Consideración de la elegibilidad para la asistencia, la asistencia en sí misma y puntos de transición o salida cuando sea apropiado.

4. Contingencia, para permitir el reingreso o la reactivación de la asistencia de transferencia cuando, por ejemplo, la vulnerabilidad de un niño cambia debido a un shock humanitario, no solo responde al shock sino que es «proactivo al shock». En estos casos, el modelado de vulnerabilidad predictiva y el seguimiento en vivo es posible, rentable y efectivo.

5. Apoyo de la comunidad a través de la sensibilización y el empoderamiento, y la responsabilidad social junto con programas de calidad y mandatos claros pero adaptables.

6. Colaboración con otros actores locales, y en particular con entidades gubernamentales nacionales y locales para la sostenibilidad, el desarrollo de capacidades y la sinergia.

Los niños y sus familias afectadas por la pobreza extrema y la injusticia a menudo enfrentan más de un desafío. La inseguridad alimentaria, la exclusión de los servicios gubernamentales, los esquemas y mercados de protección social, la exclusión de la educación de calidad, la falta de acceso a la tierra para el cultivo, los desafíos crónicos de salud, la marginación o distancia geográfica y con frecuencia socioeconómica, así como el género, la religión o la etnia o características politicas. Además, los conflictos y los desastres naturales ocurren con frecuencia o con mayor intensidad e impacto o longevidad, lo que agrava los efectos que los niños sienten y experimentan.

Los menores maltratados, dos veces víctimas

World Vision está firmemente comprometida a garantizar que los programas humanitarios basados ​​en dinero en efectivo «se conviertan en la norma, no en la excepción, y se basen en los mecanismos de protección social nacionales y regionales, incluidos aquellos que promueven redes de contingencia de respaldo financiero, donde los choques son más graves. Predecible para fortalecer los sistemas de protección social«.

«Vemos la necesidad urgente y las oportunidades de hacer las tres cosas, y facilitamos el puente mientras aprendemos cómo asegurarnos de que nuestro trabajo esté orientado hacia las personas más vulnerables, al tiempo que aseguramos mayores resultados e impacto», indican desde la ONG.

Si bien siempre debemos matizar y asegurar enfoques apropiados y contextualizados basados ​​en las necesidades de los niños afectados por conflictos, pobreza o crisis humanitaria, existe una distinción artificial entre los involucrados en asuntos humanitarios y de desarrollo y la consolidación de la paz.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

  1. el neoliberalismo capitalista es la anulacion de ls derechos
    sustituidos por el dinero qe solo pocos tienen y pueden tener en gran catidad suficiente
    para poder permitirse pagar lo caro qe esta todo ya gracias al capitalismo
    = PP C$ Vx
    La moral catoloca ns enseña a conformarnos cn ls limosnas
    si acaso cn permiso d exigirlas
    y a esto le llaman socialdemocracia ejPPañola

Deja un comentario