Este martes, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid adoptó la decisión de retirar las calles a los dirigentes socialistas Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto.

La iniciativa presentada por Vox pedía la retirada tanto de las calles en Ciudad Lineal y Vicálvaro, sus estatuas en Nuevos Ministerios y la placa de Largo Caballero en la Plaza de Chamberí amparándose en «la Resolución del Parlamento Europeo de condena a los regímenes totalitarios y a sus representantes».

Esta tuvo el apoyo del PP y Ciudadanos, tras introducir una enmienda para que se hiciese también referencia en la misma al artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En dicho artículo se señala, entre otras cuestiones que «las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura».

Tras conocerse este acuerdo, Fernando Garea publicaba un tuit en el que hacía referencia a la calle Caídos de la División Azul de Madrid asegurando que dicha calle «mantendrá su nombre y no le afecta los cambios hoy en el Ayuntamiento a pesar de homenajear a un ejército que combatió con los nazis y, por tanto, colaboró con el holocausto».

El cantante José Manuel Soto no ha tardado en contestar a Garea y escribía en un tuit: «Qué manera d tergiversar la historia!! La División Azul fue un cuerpo d voluntarios españoles q fueron a combatir el comunismo al frente ruso, donde lucharon d manera heroica en unas condiciones horribles. No tuvieron nada q ver con el holocausto ni con el ideario nazi».

Uno de los fundadores de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, ha reaccionado al comentario del cantante y le ha respondido: «Señor Soto, aquí le dejo este relato de cómo los miembros de la División Azul juraron fidelidad a Hitler. Igual esto le ayuda a ser algo más cauteloso en la exhibición de su ignorancia. De nada.http://ww2diario.blogspot.com/2011/07/la-division-azul-jura-fidelidad-al.html?m=1»

Durante el mandato de Manuela Carmena ya se aprobó el cambio de nombre de la calle Caídos de la División Azul, pero el juzgado contencioso-administrativo número 8 de Madrid anulaba en 2018 dicho cambio al entender que su modificación por parte del Ayuntamiento de Madrid, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, no se ajustaba a derecho.

La sentencia argumentaba que la División Azul se formó en 1941, dos años después de finalizar la Guerra Civil y que por tanto «no entra en el periodo de exaltación de la sublevación militar (1936), ni de la Guerra Civil», que es al que se refiere la normativa vigente.