La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha multado a 19 empresas de montaje y mantenimiento industrial con sanciones que sobrepasan los 54 millones de euros por crear un cártel que durante 17 años encareció sus servicios, según denuncia Economía Digital. Esta organización fraudulenta estafaba así a empresas del sector energético y petroquímico.

La CNMC ha sancionado a varios directivos con 280.500 euros y, además, ha puesto el expediente en conocimiento de la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado para que se prohíba contratar con el sector público a estas firmas, excepto a las que ayudaron a desmantelar el cártel.

Entre las empresas multadas destaca Maessa, filial del grupo ACS, de Florentino Pérez, y que a lo largo de los años se ha consolidado como una proveedora habitual de los astilleros de Navantia. La sanción de la CNMC roza los 3,5 millones de euros.

Maessa realizó numerosos contratos en Navantia relacionados con la construcción del flotel de Pemex. En 2014, la empresa estatal le adjudicó el contrato de montaje de 50 bloques de proa para el flotel de Pemex por importe de 1,8 millones, según informan desde Economía Digital.

Las mayores multas impuestas por Competencia corresponden a Masa (14,5 millones), a Navec (9,3 millones) y a Imasa (9,2 millones). La primera también es una filial de ACS, por lo que la multa conjunta a las empresas de Florentino Pérez es de unos 18 millones de euros.

Las empresas sancionadas crearon un entramado para repartirse clientes y licitaciones, intercambiar información sensible con sus competidores, realizar ofertas de cobertura y fijar compensaciones y precios. Durante unos 17 años -enero de 2001 a julio de 2017- el cártel se repartió al menos 746 licitaciones convocadas por una veintena de clientes.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario